Glovo reduce a la mitad lo que paga por pedido a sus repartidores en pleno confinamiento

Un trabajador de Glovo en el estado de alarma | ALEX GALLEGOS

Glovo, la aplicación de reparto a domicilio, una de las actividades permitidas desde el inicio del estado de alarma por la crisis sanitaria del coronavirus, ha reducido a la mitad la tarifa por pedido que perciben sus trabajadores, los llamados riders.

El cambio en las tarifas que se paga a los repartidores ha pasado en algunas ciudades de 2,50 euros a 1,20 o incluso 1 euro por pedido. En declaraciones a este periódico, el sindicato Free Riders ha explicado que, según han podido saber, esta bajada se ha aplicado en Sevilla, Valencia y Vitoria, aunque la idea de la compañía es extenderlo al resto de ciudades, Córdoba incluida.

En la web de Glovo no hay ningún dato sobre a cuánto se paga el servicio en Córdoba. Al contrario que ocurre con Vitoria, por ejemplo, la compañía ha dejado en blanco lo que cobran los repartidores por los siguientes conceptos: Tarifa Base, Kilómetros recorridos, Tiempo de espera, Dirección extra o Cuota extra por complejidad.

Hablamos de un colectivo que ha ganado en los tribunales a la compañía para que ésta los reconozca como empleados y no como falsos autónomos, y que ahora, en pleno confinamiento, están viendo como se les pueden recortar sus ingresos, con una modificación del sistema de tarifas.

“Equilibrar pagos de corta y larga distancia”

En este sentido, Glovo ha asegurado que, aunque se vaya a pagar menos por pedido, este cambio “no va a afectar a las ganancias por hora de los repartidores”. La compañía mantiene que la modificación tiene por objetivo “equilibrar los pagos entre pedidos de corta y larga distancia”. Glovo defiende que los pagos de larga distancia compensaban menos con la anterior estructura, de forma que el resultado final del cambio es que una parte del pago se reduce, mientras que la otra, la relacionada con los kilómetros, aumenta.

Este jueves, unos 50 trabajadores de la empresa han llevado a cabo una concentración espontánea frente a una de las oficinas principales de la empresa en Madrid, para trasladar su protesta ante esta la decisión.

No obstante, desde Glovo defienden que se trata de una medida en la que ya llevaba tiempo trabajando desde hace meses y ha sido implementada en la mayoría de países. En España, ya está vigente en 23 ciudades y asegura que “en todas ellas se ha obtenido un buen resultado”. “Se ha decidido acelerar la implementación porque, debido al Covid-19, la necesidad de equilibrar los pagos es aún más patente: las distancias son más largas debido al cierre de muchos establecimientos”, explica la empresa en un comunicado.

Además, asegura que estos cambios en la estructura de pago se están implementando tras haber sido validados con los repartidores, después de recoger todas sus peticiones y consideraciones. “Esta nueva estructura se implementa de la mano de los repartidores, con un canal abierto a las asociaciones de repartidores para resolver sus dudas y solucionar sus solicitudes”, añade.

Por ello, afirma que garantiza que los ingresos por hora serán iguales a través del bonus añadido en la estructura de pago, tanto durante la crisis sanitaria, como posteriormente, además de que ha añadido una compensación del 10% “para mejorar la experiencia del servicio al repartidor y agradecer su esfuerzo para dar soporte a la sociedad”.

Sin embargo, a pesar de lo que afirma la compañía, se ha empezado a difundir una convocatoria de huelga para este fin de semana y que emplaza a los riders a no trabajar los días 18 y 19 de abril, este fin de semana.

Etiquetas
stats