El gerente de Aucorsa pide que los trapos sucios se laven en casa

Cebrián, a la izquierda, en rueda de prensa | RAFAEL MELLADO
Después de que CCOO pidiese su dimisión, el gerente alaba los esfuerzos de la plantilla y reclama que “los temas de la casa se traten en la casa” | Avanza que la empresa cerró 2015 con superávit y con un incremento de un 3,5% en el número de usuarios

El gerente de Aucorsa, Juan Antonio Cebrián, reclamó a los sindicatos que los temas internos de la empresa no salgan a los medios y que “se traten en casa”. Sus palabras se refieren al comunicado de CCOO que esta semana reclamó su cese y le acusó de actitudes “provocadoras” y “cortijeras” en la toma de decisiones. “Si de algo estoy orgulloso en estos meses es de la actitud de la plantilla, a la que estoy enormemente agradecido por cómo han llevado una situación difícil. Tenemos que seguir uniendo voluntades y esfuerzos”, indicó Cebrián, que puso de manifiesto las dificultades económicas de la empresa e indicó que “tenemos que ganarnos el respeto del Ayuntamiento con unas cuentas saneadas cada año”.

En este sentido, el gerente de Aucorsa avanzó que el pasado ejercicio la empresa municipal cerró con superávit económico (apoyado en un aumento de transferencias municipales de 1,5 millones) y de viajeros. “Estaremos en torno a un 3,5% de aumento en el número de usuarios en 2015, que se ha prolongado en enero de este año con una subida de un 1,6%”, avanzó el gerente. Y todo ello con problemas de liquidez que afectan directamente a los proveedores de la empresa municipal, a los que, siempre según Cebrián, se les adeudan cerca de tres millones de euros en facturas, una situación “que tenemos que resolver lo antes posible”.

Para resolver estos problemas, Cebrián reclamó unión y medidas que aumenten los ingresos de la empresa municipal. Entre esas medidas, el gerente de Aucorsa puso ayer sobre la mesa iniciativas como un posible convenio con el Comercio para fomentar los viajes en autobús a zonas comerciales. “Estamos pensando en que se ofrezca un viaje ida y vuelta con las compras”, campañas para fomentar el uso de la tarjeta de recarga en sustitución del billete sencillo o, incluso, bajar el mínimo de la recarga en estas tarjetas (actualmente en 5 euros) para que puedan ser empleadas por más personas.

Etiquetas
stats