Fallece Manuel Rubia, el que fuera primer secretario General de CCOO de Córdoba

Manuel Rubia.

Manuel Rubia Molero, el que fuera primer secretario General de CCOO de Córdoba tras la legalización del sindicato en (1978-1982), ha fallecido en Córdoba a la edad de 82 años a causa de la enfermedad cardiaca que arrastraba desde hace años.

En nombre de CCOO de Córdoba, su actual secretaria General, Marina Borrego, ha expresado el más sentido pésame a la familia y ha asegurado que “hoy es un día muy triste para las personas sindicalistas porque hemos perdido un referente de la lucha sindical en Córdoba”.

Borrego destacó la “importante labor en defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras y de las libertades democráticas que desarrolló Manolo Rubia tanto en los años de clandestinidad y del sindicato vertical como tras la legalización de las Comisiones Obreras”.

El histórico dirigente de CCOO de Córdoba se definía a sí mismo como demócrata y socialista, que no del PSOE, pues estaba afiliado al PCE desde joven. Nacido en Peñarroya-Pueblonuevo, en el seno de una familia republicana que hacía bandera de la formación y la cultura, estudió en los salesianos en Sevilla y tras cursar Maestría Industrial (más tarde se hizo también técnico de Organización del Trabajo) emigró a Cataluña, en donde trabajó en una pequeña firma de fabricación de maquinaria para telares. De vuelta en Córdoba, tras pasar por una pequeña industria, fue contratado como jefe de talleres de La Westin (Westinghouse) donde continuó el trabajo sindical que ya había iniciado en Cataluña. Contacta en 1967 con los trabajadores que, un año después, en el sótano del supermercado Deza de la avenida de Granada, resucitarían en Córdoba Comisiones Obreras.

De esta forma, se convirtió junto a otros como Aristóteles Moreno y Rodriguez Linares en el fundador del sindicato en la provincia, si bien no fue su única creación pues también es impulsor de la asociación Ágora de Pensamiento Social, que tiene por objetivo recuperar la memoria oral de una generación a la que obligaron a callar.

Ahora su voz se ha silenciado, pero su legado y su memoria permanecerán entre quienes le conocieron y entre todos aquellos que creen en la democracia y la libertad.

Etiquetas
stats