Ecologistas urgen a la Junta a establecer una nueva estrategia para evitar atropellos de lince ibérico

Un lince en el entorno del Guadalmellato, en una imagen de archivo | MADERO CUBERO

Ecologistas en Acción ha reclamado a la Junta de Andalucía que establezca una nueva estrategia para evitar los atropellos de lince ibérico tras conocer las recientes muertes de tres ejemplares.

Según ha concretado la ONG en una nota de prensa este sábado, dos de estos especímenes han perecido por atropellos los días 25 y 28 de este mes en el entorno del Parque Nacional de Doñana, y el tercero apareció hace unos días en unas circunstancias de muerte que están aún siendo investigadas cerca de Gerena (Sevilla).

Los ecologistas han explicado que la época de dispersión hace que los linces busquen nuevos territorios donde establecerse, lo que conlleva desplazamientos más allá de las zonas ya identificadas como puntos negros, lo que “hace necesaria” una ampliación de las medidas adoptadas hasta la fecha para evitar atropellos en todo el ámbito de los corredores ecológicos y las áreas adyacentes.

Como han expuesto, la recuperación de las poblaciones de lince que “poco a poco” se está realizando requiere mayor presencia de la especie presa en la que está especializado este felino, que es el conejo, pero su escasez hace que los linces busquen nuevos territorios de caza y dispersión.

“Es por ello, y de cara al intercambio genético para una mejora de la especie, que se hace necesario definir los corredores ecológicos que, a través de las cuencas hidrográficas de arroyos, riberas y ríos, vertebren el territorio que se encuentra fragmentado, fundamentalmente por la red viaria, donde hallan la muerte numerosos ejemplares de lince y de muchas otras especies animales”, ha precisado la ONG, que ha subrayado que “no se puede sustentar la recuperación de una especie en su cría en cautividad” ya que cualquier contratiempo, como enfermedades o falta de financiación, pondría de nuevo a la especie al borde de la extinción.

Los ecologistas han reconocido “se ha avanzado mucho en reproducir linces en cautividad”, pero “muy poco” en evitar las causas de mortalidad no natural, por carreteras principalmente y también por disparos, lazos y otros usos ilegales.

Así pues, han apremiado al Gobierno andaluz a establecer una nueva estrategia para proteger a la fauna de los atropellos, “actuando sobre las causas de mortalidad y la mejora de hábitat para garantizar el futuro del lince y con este el de todo el monte mediterráneo”, una estrategia que “ha de llevar implícita” una moratoria de la creación de nuevas infraestructuras viarias, la adaptación de la señalización vial y el control en las carreteras y caminos existentes en los corredores ecológicos y las áreas adyacentes.

Asimismo, requerirán la recuperación y conservación de los hábitats transformados, especialmente en los montes públicos y espacios forestales, “primando su vocación forestal y su uso sostenible” compatibles con la dispersión del lince ibérico, y “frenando la transformación de ecosistemas de monte mediterráneo en cultivos forestales de crecimiento rápido o en cultivos agrícolas intensivos”.

Respecto a estos tres linces fallecidos recientemente, todos ellos hembras, el primero fue atropellado en la madrugada del lunes 25 en la carretera de Hinojos, a la altura de la finca Torre-Cuadro, un lugar identificado como un punto negro de muertes por ser lugar de cría de una población estable de linces.

El segundo, de un año de vida y perteneciente a la población Aljarafe-Doñana, murió el jueves 28 atropellado en la carretera que une los municipios onubenses de Chucena y Escacena del Campom, mientras que el tercero fue encontrado muerto en el entorno de Gerena (Sevilla) flotando en una charca.

Etiquetas
stats