Durán, sobre Planas: “A mí ya no me sorprende nada”

.
El secretario provincial del PSOE cordobés preside una reunión con la Comisión Ejecutiva Provincial para abordar las primarias tras el anuncio de Griñán de que lo deja

Luis Planas, consejero de Agricultura y aspirante a ser el candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía por el PSOE, es militante socialista en Córdoba. Su secretario general, Juan Pablo Durán, reunió ayer a su Comisión Ejecutiva Provincial para abordar, precisamente, el proceso de primarias abierto en el PSOE para la elección de candidato a la Presidencia de la Junta, después del anuncio de José Antonio Griñán de que no quiere repetir y que lo deja. “¿Le ha sorprendido que se presente Luis Planas a las primarias?”, le preguntaron a Durán. “A mí ya no me sorprende nada”, fue su respuesta.

Planas, además de militante del PSOE cordobés fue su secretario provincial a principios de los años 90. Por eso, extraña que el diálogo con Durán sea tan escaso como el propio secretario provincial reconoció ayer. Planas no ha llamado a Durán para comunicarle su intención de disputarle las primarias a la actual consejera de Presidencia, Susana Díaz. De hecho, Durán no tuvo reparo en asegurar tajantemente ayer que él apoyará a Susana Díaz si finalmente da el paso de presentarse a las primarias para ser la candidata a la presidir la Junta de Andalucía por parte del PSOE andaluz.

Durán descartó que estos apoyos tengan que ver con la “territorialidad”. Planas es de Córdoba y militante del PSOE cordobés. Susana Díaz es secretaria provincial del PSOE sevillano. “Lo que se pretende es que la persona que sea elegida candidata sea la idónea”, insistió Durán, poco antes de reunirse con toda su Comisión Ejecutiva Provincial, que llenaba la sede del PSOE cordobés de la avenida del Aeropuerto.

Luis Planas siempre fue un militante del PSOE de Córdoba que pasó de perfil por la ciudad. Jamás destacó ninguna de sus declaraciones ni, tampoco, de sus acciones. Fue prudente hasta cuando su nombre sonó para encabezar la candidatura del PSOE a la Alcaldía de la ciudad en 2011. Pero en abril de este año, una acción por sorpresa del consejero prudente, que “jamás se ha metido en un lío”, según admiten sus allegados, hizo saltar por los aires la frágil paz social que vivía el PSOE cordobés después de afrontar un más que caliente congreso provincial que reeligió como líder a Juan Pablo Durán.

Durán, portavoz socialista en el Ayuntamiento de Córdoba, votó a favor en el Pleno de la aprobación definitiva del Plan Especial de la Carretera de Palma del Río. Este plan, que recibió el respaldo unánime de todos los concejales, incluye la legalización de gran parte de las naves industriales de la antigua central lechera Colecor que Rafael Gómez construyó sin permiso alguno. La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, dirigida por Luis Planas, tenía que dar su visto bueno definitivo. El propio Durán dijo no tener dudas de que así sucedería, pero por sorpresa la Consejería dijo que no, que el plan aprobado no era legal y que lo remitía al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Esta decisión provocó un cisma en el PSOE cordobés. El secretario provincial, totalmente desautorizado, criticó con dureza una decisión que decía no entender y argumentaba que le había dado el visto bueno a este plan porque era perfectamente legal. Luis Planas, lejos de rebajar la tensión, vino a decir que eso era lo que había.

Etiquetas
stats