Los docentes de refuerzo anunciados por la Junta solo tendrán contrato hasta el 31 de diciembre

Docentes haciéndose las pruebas de covid-19 | ÁLEX GALLEGOS

Los docentes que la Consejería de Educación va a contratar de refuerzo por la pandemia del coronavirus solo tendrán contrato hasta el 31 de diciembre, aunque su contrato se podrá prorrogar más allá de esa fecha en función de la disponibilidad presupuestaria.

Si la cifra del número de contratos que va a hacer la Junta de Andalucía como apoyo durante este complejo curso que empieza el 10 de septiembre baila entre los 4.000 y los 6.000, la duración de los contratos parece fijada hasta finales de este año. La consejería de Educación que dirige Javier Imbroda (Cs) no ha ocultado que este tipo de contrato no solo permite un ahorro de dinero, sino que también permite que se ahorre el pago de los periodos vacacionales.

El principal problema, según explican fuentes de CCOO a este periódico, está en “la disponibilidad presupuestaria”, que es la losa que persigue este proceso de contratación extraordinario, que en la Junta aspiran a cubrir con su parte de los 1.600 millones de euros que el Gobierno central destinará a las comunidades para paliar el impacto del covid en el sistema educativo. Son 300 millones que están por llegar y que explican por qué se está apurando tanto, a pesar de que el Gobierno Andaluz llegó a asegurar que contrataría a estos refuerzos en agosto.

Aquel anuncio fue acogido con suspicacia por la comunidad educativa. Semanas después, muchos centros reconocen que no saben cuántos profesores les corresponden ni cuándo se incorporarán la mayoría. La ventaja de Andalucía respecto a otras comunidades autónomas es que cuenta con una amplia bolsa ordinaria de interinos que ha evitado tener que convocar un concurso. Eso significa que los interinos recibirán la llamada de la Junta con un destino, como se hace habitualmente a través del sistema informático SIPRI de la consejería.

La desventaja es que los docentes afortunados tendrán que aceptar dos tipos de contrato. El primero será de septiembre al 31 de diciembre (previa modificación del Presupuesto de 2020, que debe aprobar un Consejo de Gobierno); el segundo, la prórroga, que podrá durar hasta el 31 de junio de 2021.

CCOO critica que no se haya contado con las 2.000 jubilaciones previstas

Con esta situación, CCOO critica que la Junta hable de crecimiento del cuerpo de docentes, cuando en realidad los titulares no van acompañados de unas condiciones estables. La pandemia, recuerdan, no tiene fecha de extinción de contrato, por lo que no entienden que no se amplíe el horizonte de contratación.

Además, añaden que, en la adjudicación de vacantes docentes para el próximo curso, no se han incluido las jubilaciones docentes, que suponen alrededor de 2.000 plazas. También recuerdan que Educación “habla de contratación de 1.400 auxiliares de conversación para centros bilingües, cuando estos puestos, de los que ya cuenta el sistema educativo, son becas para extranjeros jóvenes que han finalizado sus estudios o se encuentran en el último curso”.

Asimismo, critican que “Educación habla de 800 puestos de coordinación Covid que no deja de ser personal que a partir de septiembre asesorarán desde los centros de salud, a los casi 6.000 centros docentes andaluces y cuando ya estos han sido obligados a realizar durante las vacaciones su plan de actuación y organización”.

También está en el aire si esta contratación de interinos choca con las exigencias de la Unión Europea. Hace justo un año, desde Bruselas demandaron a Andalucía que la tasa máxima de interinidad por curso fuera del 8% en el 2020/2021. El año pasado, al inicio del curso escolar, se situó en en torno al 15%.

Etiquetas
stats