Docenas de personas protestan cantando el 'Paseando por la Mezquita'

.
La Plataforma Mezquita Catedral Patrimonio de Todos denuncia que el Ayuntamiento ha prohibido los actos que tenía previstos para conmemorar el 30 aniversario Unesco | El Consistorio defiende que la documentación se presentó tarde e incompleta

A finales del verano de 1979, un joven grupo de Córdoba, al calor del rock andaluz, componía en su primer disco el que ha acabado siendo su himno. Unos jovencísimos Medina Azahara debutaban con el Paseando por la Mezquita, una canción que para muchos cordobeses fue generacional. Apenas cinco años después, en 1984, la Unesco reunía a su comité en Buenos Aires (Argentina) para decidir qué monumentos mundiales se merecían el apellido de Patrimonio de la Humanidad. La Mezquita de Córdoba fue uno de ellos. Hoy se han cumplido, precisamente, 30 años desde aquella declaración, que sirvió para poner a la cultura de Córdoba en el mapa del turismo mundial. Y también se han cumplido 35 años desde que se grabara la canción. Ninguna de estas dos fechas han pasado desapercibidas, y esta mañana, una plataforma ciudadana las ha unido en una protesta, un tanto descafeinada porque se habían previsto más actos, que el Ayuntamiento ha prohibido, según denuncia la plataforma Mezquita Catedral, Patrimonio de Todos. El Ayuntamiento defiende que la documentación de la plataforma se presentó tarde e incompleta, y por tanto se firmó un decreto de desestimiento, que no de prohibición.

Algo más de 300 personas, según los organizadores, y conducidas por el exguitarrista de Medina Azahara Miguel Galán, han cantado a capela el Paseando por la Mezquita, después de la lectura de un manifiesto por parte del portavoz de la plataforma, Miguel Santiago. Santiago reivindicó “una fecha de suma importancia para la ciudad y su principal monumento”, según dijo, desde la explanada de la Puerta del Puente.

La plataforma asegura que el Ayuntamiento de Córdoba no ha permitido los actos que tenía previsto celebrar esta mañana junto a la Mezquita. Estos actos consistían en un homenaje ciudadano con un sencillo acto de música de violoncello y danza. Esta “era la única celebración prevista en Córdoba para un acontecimiento de alcance cultural, histórico y patrimonial decisivo para una ciudad que vive del turismo y de la proyección mundial de su excepcional monumento andalusí”, exponen a través de una nota.

La teniente de alcalde de Seguridad, Carmen Sousa, defendió que el Ayuntamiento no ha prohibido el acto, sino que la plataforma entregó la documentación incompleta y tarde. En declaraciones a este periódico, Sousa relató que el 23 de octubre “y ya fuera de plazo” la plataforma comunicó su intención de celebrar un acto con música y danza en la Puerta del Puente. El Consistorio le requirió la “documentación necesaria”. Sousa asegura que la plataforma entregó la documentación el miércoles de esta semana, 29 de octubre, y que se le requirió más informes, al estar incompleta. Según la concejala, hasta el viernes “a las 13.55” no se entregó esta documentación, que, dice, fue entregada a nombre de una asociación cultural que no se correspondía con el primer solicitante.

La concejala asegura que ayer sábado se reunió con técnicos y responsables de Vía Pública, y que desde el viernes por la tarde ha estado negociando también el asunto con el portavoz del grupo municipal de IU, Francisco Tejada, y el del PSOE, Emilio Aumente. Finalmente, según Sousa, la plataforma solicitó un permiso ante la Subdelegación del Gobierno “con carácter de urgencia” para una concentración. La concejala asegura que “lamento en el alma el problema pero no podía autorizar la concentración” y aseguró que en todo momento el Consistorio ha cumplido con la normativa.

RESPUESTA DE LA PLATAFORMA

Posteriormente, y en un nuevo comunicado, la plataforma respondió a Sousa que “toda la documentación requerida por la Delegación de Vía Pública fue entregada en registro oficial antes de las 14.00 del viernes y que la señora Carmen Sousa firmó el decreto de suspensión sin tenerla en cuenta. Si el Ayuntamiento de Córdoba quiere justificar la prohibición del acto en una cuestión de forma está en su derecho de hacerlo, pero los hechos y los documentos que se aportan en este correo indican que la suspensión está motivada por razones bien distintas a las de carácter administrativo”, ha asegurado en una nota en la que ha enumerado, aportando documentación, todos los actos administrativos llevados a cabo ante el Ayuntamiento.

“La prohibición del único homenaje a nuestro tesoro patrimonial confirma el alineamiento del Ayuntamiento con la estrategia del Obispado de Córdoba, que es, según todo indica, quien marca la política turística del principal monumento de la ciudad y uno de los singulares del mundo. La posición municipal en el intenso debate cultural y patrimonial suscitado en Córdoba en torno a la Mezquita se ha significado claramente por defender el interés privado del Cabildo en menoscabo del bien público”, ha denunciado la plataforma a través de una nota de prensa.

“El propio alcalde rechazó participar en las jornadas que comienzan el martes para conmemorar el 30 aniversario, donde asistirán expertos y personalidades de la cultura de la talla de Federico Mayor Zaragoza, ex director general de la Unesco; María del Mar Villafranca, directora del Patronato de la Alhambra; el músico Manolo Sanlúcar; el catedrático de Antropología Isidoro Moreno; Carmen Calvo, ex ministra de Cultura; o José Chamizo, ex Defensor del Pueblo Andaluz”, insiste el colectivo.

“La Plataforma Mezquita-Catedral, Patrimonio de Todos lamenta que el Ayuntamiento, en lugar de defender el principal símbolo de Córdoba y marca turística de primer orden mundial, se dedique a boicotear la iniciativa ciudadana en defensa del monumento y colabore con el Cabildo en la destrucción del nombre de la Mezquita”, concluye.

Etiquetas
stats