La detonación de cartuchería, origen del estruendo de ayer

Un soldado, en la base militar de Cerro Muriano | MADERO CUBERO
Defensa confirma que la explosión, controlada y prevista, se produjo dentro de la base militar de Cerro Muriano y que se escuchó en la ciudad, probablemente, por un cambio de viento

Ni maniobras ni práctica de tiro. Cartuchería caducada procedente de un polvorín. Eso fue lo que se detonó ayer en la base militar de Cerro Muriano y que provocó un estruendo que alarmó a los vecinos de la ciudad de Córdoba, según han confirmado fuentes del Ministerio de Defensa. Las fuentes insistieron en que no se trata de una detonación excepcional, sino de una práctica habitual, y explicaron que la explosión tuvo que oírse esta vez de una manera tan nítida en Córdoba a causa de los vientos y la situación atmosférica del momento.

Sobre las 11:00 de la mañana de ayer, numerosos vecinos se lanzaron a las redes sociales para saber qué había pasado. Desde diferentes puntos de la ciudad se alertaba de que se había escuchado una potente explosión. Algunos hablaban hasta de una vibración en los vidrios de las ventanas. Al mediodía fuentes del Ministerio de Defensa confirmaron que el sonido procedía de la base militar de Cerro Muriano y que se trataba de una "detonación controlada".

Las fuentes consultadas por este periódico insisten en que se trata de una práctica habitual en la base y que en ningún momento hubo riesgo alguno, ni físico ni material, durante la detonación de este material ya caducado. También que se avisó correspondientemente y que el campo de tiro no estaba siendo sobrevolado por ningún tipo de aeronave.

Al contrario, tampoco se trató de maniobras especiales (no están previstas) ni de las prácticas de tiro en la zona, sino de trabajos de limpieza habituales en la Brigada Guzmán el Bueno de Córdoba.

Etiquetas
stats