Dos detenidos por alteración del orden público y alcoholemia tras la fiesta de Salesianos

Agentes de la Policía Local en una imagen de archivo | MADERO CUBERO

La Policía Local y la Policía Nacional han detenido en la madrugada de este lunes a dos personas por alteración del orden público y alcoholemia tras los conciertos organizados hasta las 1:30 en la zona de Salesianos, según han confirmado diferentes fuentes. A esas horas, los agentes recibieron una multitud de llamadas de vecinos que en primer lugar se quejaban por el ruido procedente de la fiesta, que contaba con autorización, y en segundo lugar por la consecuencia de las peleas, algo que obligó a desplegarse por la zona a varias patrullas.

Según las fuentes, los agentes de la Policía Local acudieron a la zona de Salesianos sobre las 00:00 de la noche, cuando se produjeron varias llamadas de vecinos alertando por el fuerte volumen de la música. Los organizadores de la fiesta tenían permiso para tener música hasta las 1:30, horario que cumplieron. Sin embargo, al llegar a la zona, los agentes se encuentran con una “situación de alteración del orden público”. En ese momento, se solicita la presencia de varias patrullas de la Policía Nacional como refuerzo.

Siempre según las fuentes, en la puerta se descubre a dos personas que están intentando volver a acceder al recinto tras ser expulsados del mismo. Agentes de la Policía Nacional le piden su documentación. Uno de los dos no iba documentado por lo que los agentes se lo llevan arrestado para aclarar “un presunto caso de abusos deshonestos que, al parecer, se había producido en el interior del recinto”, destacan las fuentes. A este primer arrestado se le imputa una infracción de la Ley de Seguridad Ciudadana.

Sin embargo, su compañero es identificado pero no detenido. Eso sí, horas después es arrestado cuando en un control de alcoholemia y drogas dio positivo, confirman las fuentes. Los dos serán puestos a disposición judicial en las próximas horas.

Una patrulla de la Policía Local permaneció en el lugar para comprobar que a las 1:30 de la mañana cesaba totalmente la música, algo que acabó ocurriendo.

Etiquetas
stats