Detenido por golpear y patear a dos policías

Cristal roto en el bar donde sucedieron los hechos.
Los hechos ocurrieron en un bar de Poniente, donde la Policía Nacional fue requerida por la presencia de un joven muy exaltado que había llegado a romper un cristal de un puñetazo

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un joven como presunto autor de un delito de amenazas y de resistencia y desobediencia a agentes de la autoridad cometido durante la madrugada del pasado martes en la zona de Poniente de la capital cordobesa.

El pasado martes de madrugada, agentes encuadrados en la operación verano, tuvieron conocimiento de que al parecer un individuo muy exaltado estaba causando molestias en un bar situado en la zona de Poniente de Córdoba. Ante dicha situación los agentes se personaron en el lugar para verificar lo sucedido.

Una vez allí los actuantes pudieron observar como efectivamente había un joven de unos 20 años que se encontraba vociferando e insultado a todas las personas que se encontraban en ese lugar. Según informa el Cuerpo Nacional a través de una nota de prensa, esta persona, al percatarse de la presencia de los agentes, intentó huir del lugar a paso ligero, a la vez que continuaba con los continuos insultos y amenazas.

Los policías interpelaron a este individuo en reiteradas ocasiones para que se detuviera si bien éste hizo caso omiso a las indicaciones, por lo que corrieron tras él. En el momento en que se encontraron a su altura, el individuo se giró de forma repentina y arremetió de forma violenta contra los dos funcionarios, dándole puñetazos y lanzando patadas. Tras ello fue detenido por la presunta comisión de un delito de amenazas y de resistencia a agente de la autoridad.

Además, durante la persecución los agentes observaron como esta persona tenía el puño derecho ensangrentado, por lo que una vez detenido fue trasladado inmediatamente a un centro de salud. La herida era compatible con lo manifestado por varios testigos del lugar que relataron como mientras se encontraba en el lugar, cuando fue interpelado para abandonar el mismo, este hombre golpeó fuertemente un cristal del establecimiento y lo rompió. Este hecho está siendo valorado económicamente por si pudiese incardinarse dentro del tipo penal relativo a daños patrimoniales.

Etiquetas
stats