Detenido tras golpear y dejar inconsciente a un joven

.
Los hechos ocurrieron el pasado 18 de abril a las puertas de un local de la avenida Al-Nasir, según la Policía | La víctima fue trasladada a un centro sanitario

La Policía Nacional ha detenido a un joven, de 23 años, después de que presuntamente le propinara un “fuerte golpe” en la cabeza a otro, ocasionándole una perdida momentánea de la conciencia, así como lesiones de “considerable importancia”, según ha informado en una nota el Cuerpo Nacional.

La actuación policial tuvo lugar sobre las 2,30 de la madrugada del pasado sábado 18 de abril, tras recibirse una llamada en la Sala Operativa del 091 en la que se alertaba de que una persona habría sufrido una agresión en la puerta de un establecimiento lúdico situado en la avenida Al-Nasir.

Un indicativo policial se trasladó hasta el lugar, comprobando a su llegada que, efectivamente, había un joven con una herida “abierta y sangrante” en la cabeza, a la altura de la ceja izquierda, y que tenía inflamado el pómulo y labio, además un diente desplazado de su lugar, razón por la cual solicitaron, a través de la Sala, la personación en el lugar de servicios sanitarios.

Paralelamente, los agentes se entrevistaron con la víctima y otros testigos de la supuesta agresión, manifestándoles todos ellos que momentos antes, cuando se encontraban en la puerta del establecimiento, habían pasado dos jóvenes a los que no conocían de nada y, “sin causa aparente”, uno de ellos los había empujado, para a continuación asestarle un fuerte golpe en la cabeza al joven herido, que cayó al suelo perdiendo incluso el conocimiento momentáneamente, motivo por el que el agresor huyó rápidamente del lugar.

La víctima tuvo que ser trasladada hasta un centro hospitalario y los agentes establecieron un dispositivo de búsqueda en torno al presunto agresor, al que localizaron y detuvieron minutos más tarde en la avenida de Ollerías.

La Policía Nacional ha confirmado que el detenido ha reconocido su participación en los hechos, alegando que el origen de su agresión había sido que, presuntamente, “habían insultado a su acompañante”.

Etiquetas
stats