Descuentos de hasta el 80% en una campaña de rebajas con la que enjugar las pérdidas del año de la pandemia

Compras de rebajas en el centro de Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Con el fin de las fiestas navideñas, aunque cada vez más adelantadas con ofertas y descuentos, llega la campaña de rebajas al comercio cordobés, este año en un ejercicio muy especial marcado por la pandemia del Covid, las compras on line y los aforos limitados en los establecimientos. Lejos quedan las aglomeraciones que se producían hace años a las puertas de los comercios para entrar a por las mejores gangas en cuanto subieran la persiana.

Este año, ya son muchos los escaparates que se han vestido de carteles con el mensaje de 20%, 50% e incluso 80% de rebajas en los precios de sus productos, con las que enjugar las pérdidas acarreadas por la pandemia. Destaca que, después de las consecuencias económicas que ha dejado la pandemia en la mayoría de los comercios, sobre todo los pequeños, estos han sido los primeros en poner sus productos en rebajas.

"Ha sido un año muy duro para los comerciantes, todos los productos que habíamos preparado para la temporada pasada se han quedado en almacén, por eso la época de rebajas este año esperamos vender la mayoría de las cosas que por la pandemia se han quedado en stock" cuenta a este periódico una comerciante del centro, Bea Baldasano, dueña de Dímelo Hilando.

Colas para entrar en las tiendas del centro de Córdoba

Los últimos días navideños han tenido como consecuencia una gran afluencia de público en centros comerciales y establecimientos de la capital, algo que con las ofertas y rebajas adelantadas ha traído consigo la necesidad de que muchas tiendas hayan tenido que poner en la entrada de sus establecimientos a una persona encargada para regular la entrada y salida de clientes, sobre todo en las grandes cadenas de ropa o complementos.

Según sus trabajadores, son días en los que "es imposible evitar que la gente salga a la calle, "quieren comprar regalos, cambiarlos por algo que les guste más o les vaya a hacer falta. Quieras que no, por mucha pandemia que haya, la gente sigue teniendo esas costumbres". Por ello es necesaria una persona que indique las medidas establecidas en cada tienda: mascarilla obligatoria, desinfección de manos antes de entrar, no más del límite de personas establecido y solo una persona para pagar en caja. Unas medidas que se prevén también en la campaña de rebajas.

Algo similar ha pasado con los comercios pequeños. "Es verdad que muchos tenemos tienda online y así evitamos que se reúna mucha gente en el local, pero las tiendas a pie de calle siguen siendo muy importantes. El trato personal y cara a cara con un cliente no es el mismo que puede ofrecerte comprar por Facebook" continúa contando Baldasano.

Esperanzas puestas en las rebajas tras un año con más del 70% de pérdidas

Las pérdidas económicas como consecuencia de la pandemia en el pequeño comercio, según cuentan los propios comerciantes, han alcanzado un total de más del 70%. Para aquellos que contaban con tienda online o la han abierto durante este año, vender por Internet ha supuesto poder mantener su negocio a pesar de las restricciones; pero, aún así, los niveles de ingresos han sido mínimos.

"Lo peor después de la cuarentena han sido las restricciones de horario. La hora de salir a comprar de la gente era la hora a la que teníamos que cerrar", comentan los dependientes de centro. Las restricciones han dado pie a que todo el material que estos trabajadores habían comprado para la temporada del 2020 se quedara en stock. "El estado de alarma vino cuando habíamos pagado todos los impuestos por los productos y ahora si no se venden son pérdidas".

Por esto, los comerciantes consideran que la época de rebajas es muy importante para vender todos esos productos que no se quedaron en sus locales en los meses de encierro domiciliario. Todos aquellos bienes que se quedaron en el almacén se pondrán a la venta a partir de este 7 de enero con descuentos de hasta el 80%.

Como cuentan los dependientes, la ropa pasa de moda, también los zapatos, los bolsos... y ponerlos a la venta a un precio más bajo "siempre es una ayuda para las tiendas". Tras un año con pérdidas tan altas, a pesar de que "la Navidad ha servido para aliviarnos un poco, pero tampoco mucho", las esperanzas están puestas en las ventas de rebajas.

"Al pequeño comercio nos ha venido muy mal el Covid, pero por suerte la gente es consciente de ello y cada vez se vuelca más con nosotros. También destaca la importancia de las tiendas a pie de calle, poder tener un horario normal y que la gente salga a hacer sus compras además en fechas como las rebajas son un salvavidas" termina contando Baldasano.

Respetando las medidas de seguridad indicadas por cada establecimiento, las rebajas empiezan este 7 de enero en todas las tiendas de la capital cordobesa.

Etiquetas
Publicado el
7 de enero de 2021 - 04:07 h