Desalojan a varios ocupas del interior del avión cultural

Un bombero, en el interior del avión cultural antes de desalojarlo el domingo | CRM
Bomberos y Policía Local acuden al interior del DC-7 por la presencia en su interior de varios jóvenes que no se querían marchar | Seguridad lleva cuatro meses pidiendo a Infraestructuras que selle los accesos al DC-7 del Balcón del Guadalquivir para evitar nuevas ocupaciones

Bomberos y agentes de la Policía Local de Córdoba han desalojado esta mañana a un grupo de ocupas del interior del avión cultural que desde hace más de cuatro años años preside el Balcón del Guadalquivir, en las inmediaciones de la Fuensanta. Varias fuentes han confirmado los hechos. A primera hora de la mañana, varias patrullas de la Policía Local e intentaron que los ocupas, un grupo de jóvenes, bajara del avión cultural por su propio pie. Al negarse, solicitaron la presencia de los bomberos, que a través de una escalera entraron por la puerta trasera del Douglas. Alguno de los jóvenes huyó, lo que provocó algunas carreras con la Policía Local, que finalmente quedó en nada.

Fuentes municipales han confirmado a este periódico que no es la primera vez que tiene que acudir la Policía Local al avión cultural a desalojar a gente. Así, desde el departamento de Seguridad se ha solicitado ya en numerosas ocasiones desde hace cuatro meses que se sellen las puertas de acceso al interior de este antiguo avión, instalado en 2011 como un atractivo más de la carrera por la Capitalidad Cultural del 2016. La novedad es que hoy los jóvenes se han negado a salir y han tenido que intervenir los bomberos, escalera en mano. Las fuentes detallan que los ocupas acceden al interior de la antigua aeronave a través de un alerón, que ha sido doblado y que facilita la subida. Seguridad también ha reclamado a Infraestructuras que repare este alerón y que de esta manera impida que los ocupas puedan seguir entrando.

El avión cultural del Balcón del Guadalquivir forma parte de un proyecto de explotación que el gobierno anterior sacó a concurso, adjudicó y a día de hoy todavía no se ha desarrollado. En el mandato anterior, el gobierno municipal adjudicó la explotación del avión cultural y una zona de restaurante anexa, pero a día de hoy el proyecto cultural del DC-7 aún no ha sido desarrollado. La última vez que la empresa intentó ponerlo en marcha la Gerencia Municipal de Urbanismo lo tumbó al considerar que el objetivo era instalar una discoteca en la zona.

El proyecto que fue adjudicado a finales del año 2012, absolutamente vanguardista y novedoso, es de la empresa Balcón de Córdoba, y preveía una inversión a tres años de 1,22 millones de euros y la creación de 18 puestos de trabajo. El Ayuntamiento recibiría, a cambio, un canon anual de 12.500 euros.

El avión cultural se instaló en el Balcón de Miraflores no sin polémica. El aeroplano, que estaba abandonado en el aeropuerto, es una donación de un particular al Ayuntamiento. El avión se instaló en plena carrera de la ciudad por conseguir la Capitalidad Cultural Europea. De hecho, la aeronave aún conserva los logos de Córdoba 2016. El avión se instaló en marzo del año 2011. Desde entonces, está sin uso. Para su instalación fue necesario movilizar un enorme dispositivo de 40 policías locales, guardias civiles, miembros de Protección Civil y operarios municipales.

Etiquetas
stats