Deoleo apuesta por la calidad del aceite de oliva porque competir en precio es una “batalla perdida”

Planta de Deóleo en Córdoba | MADERO CUBERO

Deoleo, el fabricante de Carbonell, Hojiblanca, Bertolli y Carapelli, ha advertido de la necesidad de iniciar un cambio radical en el sector del aceite de oliva dotándolo de calidad y diferenciación para que deje de ser un producto reclamo, ya que competir en precio es una “batalla perdida”.

“Luchar por el precio es una batalla perdida. En España, el consumidor abandona el consumo del aceite de oliva por el de girasol, que ya supone el 40%”, ha explicado el consejero delegado de Deoleo, Pierluigi Tosato.

Tosato apuesta por abanderar el cambio de la industria, ofreciendo al agricultor un negocio mejor, explicando al consumidor lo que se está haciendo, invertir para diferenciarse de los competidores y trabajar con para que los clientes se unan para cambiar la categoría.

“Deoleo promueve el cambio en el sector, donde todos los miembros de la cadena tienen que ganar y donde nosotros estamos haciendo un trabajo de educación importante. Es un proyecto a largo plazo en el que buscamos la calidad y la diferenciación”, ha asegurado.

El directivo italiano ha recordado que en Deoleo llevan dos años trabajando para subir la “calidad del aceite” que venden en todo el mundo. “Se discute mucho sobre la calidad. El aceite de oliva es un producto único, que lamentablemente no es tratado como tal”, ha subrayado.

Tosato ha lamentado que el consumo de aceite de oliva en España está decreciendo, tras caer un 13 por ciento respecto al año pasado, una tendencia negativa que se mantiene. Una caída del consumo que se debe sobre todo a la “pérdida de valor de la categoría” y a la “banalización” del producto, que se está usando como reclamo.

Temor a un posible arancel de EEUU al aceite de oliva

Por otro lado, el consejero delegado de Deoleo ha mostrado su preocupación porque la banalización de los precios de España se está traslandado a Estados Unidos.

“Estados Unidos se está españolizando y se está banalizando el mercado. No hacía falta bajar tanto los precios porque el consumo no sube. Nos estamos equivocando”, ha recalcado.

Tosato teme que de seguir con esta dinámica de bajada de precios, la Administración de Donald Trump pueda imponer a España un arancel similar al que ha puesto a las aceitunas de mesa española. “Si seguimos bajando los precios se puede llegar a poner un arancel como ha pasado con las aceitunas de mesa”, ha señalado.

Respecto a la ampliación de capital de Deoleo, el consejero delegado de la firma ha asegurado que “sigue su trayectoria” y se espera que esté a final de año.

Etiquetas
stats