CTA presenta una denuncia por amenazas de unos patronos en Cabra

Tres sindicalistas acudieron a la salida de una finca de las Huertas Bajas a entregar octavillas a los jornaleros que estaban trabajando

"Iros de aquí, iros a trabajar perros, degenerados, ladrones (sic)". "Te pego un puñetazo que te voy a reventar las gafas en los ojos y te voy a tirar a la acequia". "Por 300 euros los matamos a todos". Éstas son algunas de las amenazas que tres sindicalistas de CTA han presentado en el puesto de la Guardia Civil de Monturque. Los autores de las mismas serían, según su denuncia, los propietarios de una finca de las Huertas Bajas de Cabra en la que estaban trabajando un grupo de jornaleros en la campaña del ajo.

Según la denuncia, y como ha contrastado este periódico, un grupo de tres sindicalistas de CTA acudió el pasado 4 de junio por la mañana a la finca, a "informar" a los jornaleros de sus derechos laborales. Según su testimonio, los sindicalistas estaban en la carretera, a las puertas de la finca y sin bloquear el tráfico. A cada jornalero que entraba le daban una octavilla y le decían que en esa empresa no se estaba cumpliendo el convenio del campo.

No obstante, sobre las 12.00 vieron como un joven con camiseta verde se dirigió a ellos diciéndole que se fueran de su propiedad. Poco después llegó otra chica joven gritando "sois unos perros" y al poco otro hombre a bordo de un BMW todoterreno negro vociferando "a trabajar perros, degenerados, ladrones". Los sindicalistas denuncian también que llegó una cuarta persona, un joven con camiseta azul, que empujó a dos de ellos.

La Guardia Civil, que estaba presente durante los hechos, ha abierto una investigación por un presunto atentado contra los derechos fundamentales de libertad de expresión y libertad sindical.

Etiquetas
Publicado el
10 de junio de 2014 - 05:41 h
stats