La crecida del Genil pone en alerta Palma del Río, que desaloja 15 casas

.
La ciudad espera que el cauce de este afluente del Guadalquivir alcance su punto máximo sobre las 4.00 de la madrugada

El Ayuntamiento de Palma del Río ha desalojado unas 15 viviendas en pagos bajos de huerta ante la crecida del río Genil, que comenzará a entrar en estas zonas habitadas sobre las 20.00 de esta tarde, según ha asegurado a este medio el alcalde de la ciudad, José Antonio Ruiz Almenara (PSOE). Según han confirmado fuentes de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), esta inusual crecida del río Genil se debe a las intensas lluvias que han caído esta madrugada en el Sur de la provincia de Córdoba, Norte de la provincia de Málaga y municipios de la provincia de Granada, aguas abajo del pantano de Iznájar, que no ha podido, por tanto, retener la riada.

En Palma del Río, está previsto que el Genil inunde la zona de huertas de Pedro Díaz y unas tres viviendas del callejón de Los Juncos. En estos parajes se localizan las viviendas que ya han sido desalojadas. El caudal máximo en la zona se registrará entre las 2.00 y las 4.00 de la mañana, según apunta el alcalde. Esta vez el río no llegará a tocar la ciudad de Palma del Río, según confía el regidor. Los pagos de Pedro Díaz están en una zona de meandros de este municipio de la Vega del Guadalquivir. Tradicionalmente, esta zona de huertas siempre se ha anegado y gracias a las crecidas de los ríos obtiene uno de los suelos más fértiles de la provincia. “Sus vecinos conviven con las riadas”, asegura el alcalde.

A Palma del Río, el punto álgido de la riada llegará en torno a las 4.00 de la madrugada, según calcula el alcalde. Pese a la intensidad del cauce del Genil, no coinciden con otra crecida muy importante del Guadalquivir. El Genil desemboca precisamente en Palma del Río. Cuando estos dos caudales bajan de forma intensa, el agua del Genil se remansa y vuelve atrás, inundando Palma del Río. A la hora prevista del máximo cauce del Genil esta noche, el Guadalquivir no bajará tan crecido como para provocar estas inundaciones.

De hecho, sobre las 19.00 el Guadalquivir alcanzaba una altura de 4,2 metros en el azud de Alcolea. El caudal en Villafranca llega a los 652 metros cúbicos por segundo, cuando para empezar a provocar problemas tiene que superar los 1.000 metros cúbicos por segundo, según el reporte del SAIH del Guadalquivir.

Lo que sí ha aumentado de forma espectacular tras las últimas lluvias ha sido el volumen de los embalses. Si ayer por la mañana la media en Córdoba estaba en el 61,5%, sobre las 19.00 de hoy esta cifra ha crecido ya al 63,77%. El embalse que más agua retiene es La Breña II, que está al 79,24% de su capacidad. En su interior hay ya 652 hectómetros cúbicos, la cifra más alta de su corta vida.

Por otra parte, un pantano de Córdoba ha comenzado ya a desembalsar agua aunque de forma leve y poco significativa, ya que todo lo que desagüe irá a parar a otro pantano. Se trata del Guadalmellato, que esta tarde ha abierto sus compuertas para ayudar al llenado de San Rafael de Navallana. En estos momentos, el Guadalmellato está al 70,72% de su capacidad, mientras que San Rafael de Navallana está al 40,12%. El desembalse sobre las 19.00 era de unos 93 metros cúbicos por segundo, una cantidad aún pequeña.

Etiquetas
stats