Continúa la inestabilidad: Las lluvias regresan de nuevo en la noche del viernes

Lluvia en Córdoba | TONI BLANCO

La mitad oeste de la provincia ha sido durante estos días la zona más beneficiada por la lluvia. 56.6 mm cayeron hasta la tarde del jueves en el embalse de El Retortillo, 54.6 en La Breña II o 50.2 en Fuente Obejuna según los datos del Sistema Automático de Información Hidrológica de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Destacan también los 43.4 mm recogidos en la estación de AEMet en Fuente Palmera. El observatorio de la agencia en Córdoba ha recibido hasta la tarde del jueves, 24.9 mm.

Un episodio de lluvias que de nuevo ha dejado las mayores cantidades en el extremo occidental andaluz y la provincia de Málaga, donde los registros han superado en muchos puntos los 100 mm. No estamos aún ante una situación favorable de lluvias persistentes y generalizadas para la provincia, y sí ante episodios típicos del otoño, con lluvias muy intensas y restringidas a las zonas donde los vientos húmedos y otras variables, son más favorables para el desarrollo de sistemas convectivos locales. No se atisba en el horizonte la llegada de borrascas atlánticas con frentes de lluvia y vientos ábregos del sudoeste que sí proporcionan a nuestra zona lluvias más generalizadas y duraderas.

Fin de semana

Este viernes irá aumentando en la segunda mitad de la jornada la nubosidad y ya por la noche se espera que la lluvia regrese a buena parte de la provincia. De nuevo, será la zona oeste provincial quien reciba la mayor cantidad de agua. Las precipitaciones podrán ser localmente intensas en la madrugada del sábado y no se descarta que vayan acompañadas de tormenta. El viento irá ganando también fuerza a lo largo del viernes y por la tarde, se esperan rachas algo intensas de componente sur. Antes de la llegada de la lluvia, la de este viernes será en las horas centrales del día una nueva jornada con temperaturas primaverales. Las máximas en algunas zonas de la provincia estarán cercanas a los 27 ºC. Un ascenso que será más notable en la mitad sur de la provincia.

Tras el paso del frente frío, las lluvias irán desapareciendo paulatinamente aunque no la nubosidad de tipo alto de nuestros cielos. El cielo tapado impedirá que, por ahora, las mínimas no sufran cambios importantes y no desciendan de los 10 ºC. Las máximas en cambio, si volverán a descender sábado y domingo debido a la presencia de nubosidad que impedirá el ascenso térmico. Domingo sin lluvias de importancia. Quizá algún chubasco débil y aislado más probable al noroeste de la provincia. Tras ellos, cielos más despejados, que sí favorecerán que las temperaturas mínimas del amanecer del lunes sean más frías.

Etiquetas
stats