La Contentura: una fusión dinámica de restauración, cultura y copas en pleno Centro Histórico

Ambiente en el interior de La Contentura | ALEX GALLEGOS

Desayuno, almuerzo, cena, copas y cultura. La Contentura, el local de restauración y ocio abierto en la calle San Pablo -junto al Ayuntamiento-, ha sido concebido como un espacio dinámico que se recicla a cada rato y en cada planta. Su propietario, el joven emprendedor Alberto Expósito, bromea con que La Contentura es un local “casi para entrar a vivir”.

Expósito tiene 27 años y tenía muy claro lo que quería para su negocio: “Buscaba un entorno más dinámico y que huyera de la cuadratura, de ese restaurante en el que los clientes están siempre sentados. Aquí buscaba un sitio en el que la gente interactuara con otros y, sobre todo, que tuviera aquí un espacio al que acudir casi a cualquier hora”.

El resultado es un local con un horario extendido: Abre a las 9:00 para servir desayunos y cierra de madrugada, cerca de las 4:00. Y entre medias, pasan cosas. “Yo definiría la contentura es ese estado de ánimo que te entra cuando sales con tus amigos, te tomas tus cañitas, dices que te vas pero no te dejan… Ese jijijajá que te entra cuando estás agusto y tranquilo”, explica Expósito para definir la filosofía que ha querido imprimirle al local.

Un local en el que ha invertido mucho tiempo hasta convertirlo en el proyecto que tenía en su cabeza y que ha transformado por completo el sitio en el que se ha ubicado. Y es que La Contentura es un espacio con tres plantas -100% adaptado para discapacitados- levantado desde cero lo que era una casa del siglo XIX y que ha funcionado como bar al menos desde 1934.

De su cuidado aspecto estético se ha encargado el estudio de arquitectura cordobés b43 Arquitectos, bajo la dirección de Joaquín Gómez Clavero, que ha ideado una moderna reinterpretación de un patio en la zona central que potencia la entrada de luz natural, casi al contrario que el último local que estuvo allí abierto, la mítica Taberna La Espiga.

De aquel otro espacio, Expósito sí pretende heredar su espíritu cultural y está en sus planes empezar a retomar recitales y lecturas poéticas y conciertos acústicos como los que hacía su antecesor. Aunque los tiempos cambian y, por el momento, también ha ido programando sesiones de djs locales como Juani Cash, Rebote, David Power, Joe Dylan, Tin Tius o Talin, que apuestan por sonidos más contemporáneos.

Esa fusión entre lo clásico y lo moderno es la base de otra de sus fortalezas: su cuidada carta gastronómica, concebida como un eslabón entre la cocina tradicional de la zona y los sabores internacionales, y en la que predominan las raciones y medias raciones “para compartir entre comensales con contentura”. Si cabe, con alguna bebida espirituosa que acompañe, como los cuidados vinos y cervezas nacionales y artesanales de su carta.

Aunque lleva abierto desde el pasado 24 de diciembre, La Contentura celebra su inauguración oficial a las 19:00 el sábado 22 de febrero. Previamente, el viernes día 21 habrá un concierto de jazz a cargo de Nadia Trobisch & Luis Sanz Trio, al que seguirá una sesión de música de baile. Y, como hablamos de La Contentura, no faltará el tapeo y la cerveza, a la que, a primera hora, invitará la casa.

Etiquetas
stats