El Consistorio aprueba pese al rechazo sindical la norma contra el absentismo

FOTO: MADERO CUBERO
Los funcionarios que se den de baja por una enfermedad no considerada grave cobrarán la mitad de su salario

El Ayuntamiento de Córdoba aprobó ayer, en junta de gobierno municipal, el decreto que regula las bajas laborales entre el personal de la casa consistorial. Este decreto sale adelante con la rotunda oposición sindical, especialmente de bomberos y policías locales, que cada viernes se manifiestan a las puertas del Consistorio. Esta medida entrará en vigor a mediados de mes.

El decreto municipal, que según el Ayuntamiento da respuesta al Decreto Ley 20/2012 aprobado por el Gobierno, establece que los trabajadores que se den de baja por "contingencias comunes" (como puede ser un resfriado) no cobrarán el 100 por cien de su salario. Al contrario, si la baja es de tres días la reducción salarial será del 50%. Si la baja se prolonga será del 75% hasta el vigésimo primer día que ya pasará a ser del 100%. El objetivo del Consistorio, según se recoge en el expediente aprobado por la junta de gobierno local, es acabar con un absentismo laboral que se cifra en cerca de un 5%. El decreto sí establece que el salario a percibir por el trabajador sea del 100% cuando la baja sea por una "contingencia profesional" o la incapacidad laboral tenga que ver con un embarazo, con una enfermedad oncológica u otras enfermedades consideradas graves.

Todos los sindicatos municipales han rechazado esta medida. Los bomberos y los policías locales son el colectivo que más ha protestado desde que conocieron, en una reunión a primeros de septiembre, las intenciones del Ayuntamiento. Estos dos grupos de funcionarios municipales consideran que por la especificidad de su trabajo son más proclives a sufrir enfermedades comunes y no consideradas graves. En las diferentes protestas han llegado a interrumpir un Pleno, del que fueron desalojados, y a irrumpir en el interior de la sede del Ayuntamiento.

Etiquetas
stats