La confluencia reivindica el andalucismo de izquierdas

Niños con banderas andaluzas junto a la Calahorra | TONI BLANCO

La confluencia, ese “todo lo que esté a la izquierda del PSOE de Susana Díaz”, también es andalucista. La presentación oficial de Adelante Andalucía, la plataforma de “unidad popular” auspiciada por Podemos e Izquierda unida para las próximas elecciones autonómicas, fue un acto diferente, un mitin distinto en el que se habló mucho de Andalucía, del andalucismo histórico y de la transformación social. Así será esta plataforma. “Cuando Andalucía estornudaba temblaba España”, recordaba Pilar Távora, de Izquierda Andalucista, que se decía hace años, reclamando que la región recupere ese peso específico.

La coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ha subrayado que han creado “una alternativa al susanismo sin pasar por la derecha”, pues en Andalucía hay un “régimen desde hace 40 años”, dirigido por “profesionales de la política”, que han estado usando “el dinero público para tejer redes clientelares”, como ha ocurrido en Córdoba “con la Fundación Guadalquivir”.

Esto ocurre, según ha dicho, a la vez que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, “defiende que se privatice a pedazos” la sanidad y la educación públicas, aclarándole Teresa Rodríguez que “no es feminista quien permite que una mujer limpie su escaño por tres euros la hora”, sin olvidar también el hecho de que “fue el susanismo el que aupó a Rajoy” y el que en Andalucía “gobierna ahora con Cs”.

Por eso han constituido 'Andalucía Adelante', porque, según ha indicado, son “andalucistas, porque no puede ser que la Comunidad de Madrid”, que tiene un tamaño similar a la provincia de Cádiz, “tenga un PIB más grande que Andalucía entera”, y por eso su “andalucismo tiene que ver con las cosas de comer”, es decir, con los derechos sociales y el empleo estable, porque no quieren que Andalucía sea “el cuarto trastero del desarrollo”, con el polo químico de Huelva o El Cabril en Córdoba.

Porque, según ha concluido, “Andalucía no está en blanco y negro”, sino que “se ha teñido de verde, violeta y blanco”, como las mareas de la educación, de las mujeres y de la sanidad, donde, según ha asegurado, Susana Díaz “riega el sistema sanitario público con sus comisarios políticos recortadores”, y por eso han querido “construir ese espacio grande” y de confluencia, que pueda “albergar las esperanzas de una Andalucía grande y nueva”.

A ello se ha referido, por su parte, el coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, quien ha señalado que “soplan vientos de cambio”, a través de “un proyecto alternativo”, mediante un “bloque histórico”, el de 'Adelante Andalucía', que supone “una apelación al pueblo andaluz para que miremos hacia adelante, al futuro”.

De hecho, según ha afirmado, “hay vientos de cambio en el país y Andalucía no puede permanecer ajena”, porque no puede resignarse a que solo el PSOE gobierne Andalucía “sin resolver sus problemas”, y para hacerlo, según ha aclarado, tampoco es alternativa la derecha en Andalucía, que representan PP y Cs, y que “nunca podrá ser alternativa en esta tierra, porque no la entienden, nunca la ha entendido”, además de por el hecho de que “el PSOE achica espacios a la derecha”.

Por eso, según ha argumentado es preciso, “renovar el compromiso con esta tierra y con la mayoría social”, en pos de “una Andalucía que no tenga un paro estructural que no baja del 25 por ciento” y, para eso, hay que apelar al cambio, pero teniendo claro que “el PSOE no es motor de cambio, pues su único proyecto estratégico para Andalucía es seguir en el poder”, porque en el pasado “hicieron cosas buenas, pero su tiempo político y hasta biológico se ha agotado”.

Susana Díaz, además, según ha resaltado, solo se apoya “en la propaganda, obviando la precariedad”, y recurriendo a la constante “queja a Madrid, pero ya no tiene esa excusa”, lo que dejará en evidencia que el suyo “es un gobierno profundamente incompetente”, que “dedica más dinero a la propaganda que a combatir la exclusión social”.

Por eso, ha concluido, es preciso este proyecto, “que abraza a Andalucía, desde la fuerza del cambio, de la esperanza, de la no resignación”, buscando “una Andalucía de iguales”, que tenga “un gobierno eficaz, que resuelva los problemas de la gente”, porque su único objetivo político es “servir a la gente y a Andalucía”.

Pilar González, hoy en Primavera Andaluza y que llegó a ser la líder del PA, se despidió con un “viva Andalucía” en su mitin. “Viva Andalucía libre”, arengó Ernesto Alba, secretario del Partido Comunista de Andalucía. “Pan, trabajo, techo, y que vuelvan los emigrantes”, reclamaba. “Adelante Andalucía, vamos a cambiar esta región”, expresaba, en el tono más mitinero de todos los participantes. “Este es el comienzo de un camino”, aventuró Pilar González. “Tenemos un empeño: mantener y actualizar el andalucismo como lo fue en su origen, un proyecto emancipador”, dijo.

Entre otros participantes, tomaron también la palabra Ana Naranjo, activista del Movimiento Andaluz por la Educación Pública (MAEP); Luzmarina Dorado, activista del movimiento feminista; y Sandra Heredia, integrante de la dirección andaluza de Federación de Asociaciones de Mujeres Gitanas (Fakali).

El acto, con un formato diferente al habitual mitin político, hizo un repaso por el mestizaje y la interculturalidad andaluza, pasando por las cinco fuentes de las que históricamente ha bebido la cultura andaluza: árabe-andalusí, sefardí, gitana, castellana y negra.

Con este objetivo, las intervenciones políticas se intercalaron con las actuaciones musicales de La Banda Morisca, Dos son Multitud, Liona, Manuel Fernández y Ali González y María Gutiérrez. También participó en el acto Tarín, grafitero cordobés que durante el acto pintó un mural.

Etiquetas
stats