Condena al Ayuntamiento de Posadas por atentar contra la libertad sindical

.
La defensa del alcalde argumentó ante el magistrado que se había actuado contra un trabajador por un “calentón” del regidor; IU pide su dimisión

El titular del Juzgado de lo Social número 3 de Córdoba ha condenado al Ayuntamiento de Posadas a indeminzar a un trabajador municipal y representante del comité de empresa por “un atentado contra la libertad sindical”. Este trabajador está contratado por obra y servicio, tiene la categoría profesional de maestro de obras y fue trasladado a ejercer otra actividad (recoger la basura de una aldea de Posadas) de una categoría inferior y menos pagada. La defensa del alcalde, Antonio Ortega (PP), argumentó durante la vista que estas decisiones eran fruto de un “calentón”, según consta en la sentencia a la que ha tenido acceso este periódico. IU ha pedido su dimisión.

En su sentencia, el juez califica de “continuo hostigamiento” las acciones que toma el Ayuntamiento de Posadas contra este trabajador, que es militante de CCOO. El magistrado asegura que todo esto se ha producido por su “condición de afiliado a un sindicato y miembro del comité de empresa”. “Con su comportamiento, el Ayuntamiento demandado ha procurado impedir que el trabajador siguiera libremente ejercitando su acción sindical y, a la vez, castigarlo por ello”, concluye la sentencia en sus hechos probados.

El juez llega a incorporar a su escrito un panfleto firmado por el PP y que se distribuyó por Posadas. En él, se apuntaba al salario que cobraba el representante de CCOO y lo calificaba como “el empleado municipal que más ganó” en el año anterior. El juez escribe que se ha llegado a demostrar una “clara animadversión” contra este trabajador municipal “que permiten interpretar todas las decisiones anteriormente analizadas” y que la defensa del alcalde justifica como un “calentón”.

Tanto el coordinador provincial de IU, Pedro García, como el portavoz de esta formación en Posadas, Rafael Ramos, denunciaron la actitud del alcalde (sostenido por una coalición con el PA) y pidieron su dimisión. Según el portavoz, el alcalde ha despedido “por estos calentones” a otras tres personas. Dos de ellas han ganado los juicios y han tenido que ser readmitidos. El Ayuntamiento ha tenido que indemnizar a estos trabajadores con 90.000 euros. Por eso, asegura que esta actitud le está “costando el dinero” a los vecinos de Posadas. Además, ha criticado que el Consistorio haya decidido contratar por 50.000 euros a una asesoría jurídica, cuando la asistencia de los abogados de la Diputación son gratuitos.

Por otra parte, Pedro García ha anunciado que IU demandará al alcalde y al PP por la “distribución de un panfleto” donde “se acusa a militantes de IU de cometer algunos delitos”.

Etiquetas
stats