Un comienzo de película: las máximas no superarán los 34 °C en el estreno de los cines de verano

Cine de verano El Coliseo San Andrés | MADERO CUBERO

A pocos cordobeses y cordobesas se les debe escapar que los primeros quince días de verano han transcurrido casi como un sueño de Morfeo. Días agradables, casi suaves, con noches en las que dormir no ha sido el tradicional campo de batalla entre sábanas, sudor, mosquitos, ventiladores y aún más sudor. Resulta casi increíble que hayamos superado la primera mitad del mes sin haber casi pisado suelo del desolador territorio que nos espera más allá de los 35 °C.

Estamos a 17 de junio y aún no hemos conocido tarde a más de 40 grados, enfilamos ya el camino que marca el páramo de julio y aún conseguimos dormir a pierna suelta cobijados bajo el abrigo de finas sábanas. Un sueño que quiere prolongarse en la semana que estrena la temporada de ver cine bajo el cielo nocturno, y que tendrá en la meteorología una compañera de primera.

'Barredoras' atlánticas

La configuración de los centros de presión en el Atlántico Norte sigue estando dominada por la llegada hasta el litoral cántabro de borrascas que aunque no llegan a penetrar plenamente en la península Ibérica, sí que sirven para mantener alejada a la dorsal anticiclónica norteafricana. Un dibujo que puntualmente tiene al viento de protagonista, y que está haciendo las veces de 'barredora' a las masas de aire cálidas que insistentemente empiezan a apuntalarse en el norte del continente africano.

Borrascas que con dominio del viento de componente norte han servido para inyectar aire relativamente frío en el interior peninsular, y que durante la presente semana va a rolar a componente oeste, con viento en las capas bajas de la atmósfera de largo recorrido marítimo. Un ingrediente propicio para la inyección de humedad sobre nuestra vertical, que aunque no será suficiente para el paso de un sistema frontal bien definido sobre la Península que ayude a paliar los casi dos meses que llevamos sin ver una gota, sí que debería ser suficiente para la formación de nubosidad en capas medias y bajas para ayudar a refrescar el ambiente durante la semana.

Otra semana sin pasar de 35 °C

Con altibajos, Córdoba va a seguir disfrutando de este agradable comienzo del verano. Las temperaturas aún van a estar lejos de alcanzar la temible barrera de los 40 grados, y a lo máximo que el termómetro podrá llegar a aspirar serán a los 35 o 36 °C de cara al próximo fin de semana. Antes de eso el mercurio correrá en una estrecha horquilla de entre 32 y 34 °C durante la tarde.

Registros aún débiles que mantendrán a las máximas dentro del margen de normalidad del mes, pero que sí tendrán en las mínimas valores sensiblemente inferiores para lo habitual para la época del año. Y es que aunque con un ligero repunte, los días seguirán amaneciendo frescos, en el entorno de los 14 a 15 °C. Una suerte que se vería reforzada por la presencia de posibles brumas matinales a partir de la segunda mitad de la semana. Pocas novedades por tanto en otro mes que sigue la estela de acabar a cero en cuanto a precipitación registrada, pero que al menos está sirviendo para arañarle días a un verano que más pronto que tarde acabará dictando su sentencia.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats