Casi un centenar de personas muestra su rechazo al TTIP y al CETA

Protesta contra el TTIP en la Subdelegación.

Bajo el lema "Antes las personas que las multinacionales", casi un centenar de personas se han concentrado ante la Subdelegación del Gobierno en Córdoba convocados por CCOO y UGT para mostrar su rechazo a los tratados de libre comercio que la Unión Europea está negociando con Estados Unidos (TTIP) y Canadá (CETA) y pedir al Consejo Europeo que no ratifique el próximo martes el CETA, que a efectos prácticos supone aceptar el TTIP, ya que más del 80% de las multinacionales canadienses tienen su matriz en el país vecino.

El secretario general de CCOO de Córdoba, Rafael Rodríguez, señaló durante la concentración que ambos tratados comerciales no van a suponer un cambio de aranceles, sino un cambio de normativa y eso se va a traducir en pérdida de derechos sociales y laborales porque se va a imponer el sistema de relaciones laborales americano, en el que prevalece la relación individual entre el trabajador y la empresa y "donde no existe la negociación colectiva, ni hay condiciones mínimas de trabajo, ni protección a las trabajadoras y trabajadores".

Rodríguez insistió en que con la firma de estos tratados entrarán en Europa productos de mucha peor calidad porque mientras en Europa rige el principio de prudencia, es decir, no se puede poner ningún producto en el mercado si no está demostrada su inocuidad, que no hace daño al medio ambiente o a la salud de las personas y animales, en EE.UU. el principio es el contrario, es poner en el mercado los productos y si se demuestra que son perniciosos, entonces se retiran.

"Esto fundamentalmente va a dañar a las clases más populares porque los productos americanos vendrían en condiciones ventajosas sobre los productos que se fabrican en nuestra zona, serían mucho más baratos, con lo que las clases populares los consumirían con los riesgos que para la salud tienen", puntualizó el responsable sindical quien indicó que también va a dañar a las empresas, porque "al no utilizar productos tóxicos, cancerígenos, etc. estarían en condiciones de inferioridad respecto a la competitividad con empresas de Estados Unidos o de Canadá".

Además, el responsable sindical remarcó que se nos quiere vender que estos tratados van a generar empleo, cuando la experiencia de acuerdos similares, como el que Estados Unidos tiene firmado con México, demuestran que no es así. De hecho, el acuerdo mexicano-estadounidense ha supuesto la pérdida de 2 millones de empleos y mientras las grandes fortunas se han incrementado las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras han empeorado.

Otra cuestión a la que hizo referencia es la implantación de tribunales de arbitraje ajenos a los tribunales nacionales y europeos, para dirimir las diferencias entre multinacionales y estados y que en opinión el sindicato ponen por encima de los intereses comunes los intereses de las multinacionales, ya que están financiados por lobbies. Si se llegan a autorizar estos tribunales, advirtió Rodríguez, se podrán dar casos como los que ya se han dado en el marco de otros acuerdos similares, como por ejemplo la demanda de Philips Morris al Gobierno australiano por prohibir la publicidad del tabaco.

Etiquetas
Publicado el
15 de octubre de 2016 - 07:00 h
stats