CCOO denuncia una agresión a una trabajadora de la ayuda a domicilio municipal

Imagen de archivo de una movilización de CCOO en reivindicación de la ley de dependencia

El sindicato CCOO ha denunciado que, el pasado sábado 21 de octubre, "un familiar de una usuaria del servicio de ayuda a domicilio del Ayuntamiento de Córdoba agredió físicamente a la auxiliar que prestaba el servicio, a quien golpeó en el rostro, llegando a romperle las gafas, hecho por el que tuvo que ser atendida en el servicio de Urgencias del Hospital de San Juan de Dios, en donde se emitió el correspondiente parte de lesiones". La auxiliar ha presentado una denuncia ante la Policía Nacional, al tiempo que se ha puesto en marcha el protocolo de la empresa para estos casos.

Ante ello, el Sindicato Provincial de Construcción y Servicios de CCOO de Córdoba y la empresa se han dirigido a la Delegación de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Córdoba "para solicitarle que se establezca las medidas necesarias para evitar que el familiar agresor esté presente en domicilio de la usuaria durante la prestación del servicio", señalan en una nota.

Las delegadas de CCOO en la empresa y la secretaria General del mencionado sindicato provincial, Isabel Medina, denuncian que no es la primera agresión de este tipo que se produce. De hecho, "son más habituales de lo que la gente imagina", dice Medina, por lo que el sindicato reclama un protocolo de actuación por parte del Ayuntamiento ante este tipo de situaciones. En ese sentido, ha reclamado a la delegación de Servicios Sociales del Ayuntamiento "las medidas pertinentes para evitar estas agresiones que se suceden habitualmente en los domicilios".

Actualmente, la empresa adjudicataria del servicio aplica su propio protocolo consistente en el cambio de usuario para la auxiliar agredida, la prestación de asistencia psicológica y jurídica a la trabajadora y la solicitud al Ayuntamiento de la retirada de la prestación al beneficiario si el familiar agresor sigue presente en el domicilio durante la realización del servicio.

Sin embargo, "el Ayuntamiento considera que el usuario no es responsable de las agresiones que puedan llevar a cabo sus familiares a las trabajadoras y se niega a la retirada del servicio, lo que para la empresa y CCOO es inaceptable, ya que el problema persiste y puede afectar a la nueva auxiliar que se le asigne ese servicio", dice el sindicato.

Por ello, CCOO exige que se active un protocolo por el que, ante una agresión, ya sea física o verbal, se comunique de inmediato al usuario que puede perder la prestación si el familiar agresor permanece en el domicilio durante la prestación del servicio de Ayuda a Domicilio y que se retire la prestación de forma inmediata si se confirma que el mencionado familiar vuelve al domicilio en presencia de la trabajadora.

Etiquetas
stats