CCOO demanda más medidas de seguridad para las pruebas educativas presenciales de junio y julio

Un aula de un centro educativo | ÁLVARO CARMONA

Entre el 9 y 22 de junio se realizarán en determinados centros educativos públicos andaluces pruebas presenciales de titulación en ESO y Bachillerato para mayores de edad, de nivel para las Escuelas Oficiales de Idiomas y de acceso a conservatorios elementales y profesionales, y entre el 10 y 17 de julio de acceso a los conservatorios superiores. Y, sobre ello, según el secretario General del Sindicato Provincial de Enseñanza de CCOO de Córdoba, Antonio Sánchez, “las instrucciones elaboradas por la Consejería de Educación como protocolo para el desarrollo de las pruebas presenciales poseen contradicciones, inconcreciones y obvian cuestiones de vital importancia”.

El sindicato informa en una nota de que a pesar de haberle presentado a la Consejería de Educación diferentes propuestas, tanto en Mesa Sectorial como por escrito, ésta ha continuado obviando algunas cuestiones importantes, manteniendo indicaciones que son contradictorias y en muchos casos poco garantistas. Así, CCOO denuncia que la Consejería incumple la normativa en prevención y salud laboral al no haberse debatido estas instrucciones en los Comités de Seguridad y Salud, en los que existe representación sindical.

En este sentido, Sánchez refiere que, por ejemplo, “en las instrucciones de Educación se indique lo desaconsejable del uso de aparatos que muevan el aire por su incidencia en las gotículas de la respiración, y sin embargo plantee que, de ser necesario, se utilicen ventiladores y aires acondicionados, que no se mencione el uso de mamparas protectoras o mascarillas faciales en su defecto, o que se obvie la desinfección después de cada uso individual de los servicios de los centros, como es obligado, por ejemplo, en peluquerías”.

Igualmente, para CCOO, es grave que no se tengan en cuenta las peculiaridades de muchas de estas pruebas, destacando que se habla del uso obligado de mascarillas pero en el caso de pruebas en conservatorios, con uso de instrumentos de viento, canto, baile o ejercicios con voz proyectada en arte dramático, las instrucciones se limitan a decir que se mantendrá una mayor distancia física, una medida insuficiente y nada garantista.

CCOO critica que la responsabilidad se quiera hacer recaer en las direcciones de los centros educativos debiendo estos tomar decisiones sin contar con un dictamen favorable de los Servicios de Prevención que deben valorar las instalaciones concretas en que se llevarán a cabo las pruebas.

Por todo ello, el sindicato se ha visto obligado a elaborar un documento con indicaciones sobre algunas de estas cuestiones que está difundiendo entre el profesorado y trabajadores de los centros educativos.

“El profesorado andaluz desea realizar estas pruebas porque su máximo interés es beneficiar al alumnado, pero igualmente exige que se lleven a cabo todas las medidas preventivas posibles, por el bien del propio alumnado y de los trabajadores, medidas que obvian las instrucciones de la Consejería de Educación en un clara dejación de funciones”, finaliza Sánchez.

Etiquetas
stats