Carmen Calvo habría negociado la salida de Juan Carlos I de España, según TVE

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo | MADERO CUBERO

La vicepresidenta del Gobierno, la cordobesa Carmen Calvo, es la persona que ha llevado la negociación con la Casa Real que ha conducido a la salida de España del Rey Juan Carlos I, en plena investigación de la Fiscalía del Tribunal Supremo por presunto cobro de comisiones ilegales y otros posibles delitos derivados como fraude a la Hacienda Pública o blanqueo de capitales.

Según asegura TVE, ha sido la política española, doctora en derecho constitucional, la que ha trabajado con Casa Real los pasos que se han dado para comunicar la salida del rey emérito de España, que ha sido acogida con reproches por parte de otros miembros del Gobierno, como el vicepresidente Pablo Iglesias, que ha llegado a calificar "la huida al extranjero" de Juan Carlos como una actitud "indigna".

Las últimas manifestaciones de Calvo sobre el monarca fueron el 22 de julio en el Congreso de los Diputados, cuando proclamó que, a pesar de los últimos escándalos, la Jefatura del Estado "no está en cuestión", y pidió que se respete la Constitución y también "no inventar" reclamando un referéndum para elegir entre Monarquía y República.

La salida del monarca estaba pactada desde hace semanas y, según la Fiscalía, no tiene por qué influir en un posible proceso judicial contra el emérito, al que investigan sus posibles conductas cometidas después de la abdicación, relacionadas con el movimiento de dinero y que podrían constituir delitos de blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública.

Esta investigación se centra, precisamente, en delimitar o descartar la relevancia penal de los hechos que ocurrieron con posterioridad al mes de junio de 2014, momento en que el Rey emérito dejó de estar protegido por la inviolabilidad que el artículo 56.3 de la Constitución española reconoce al Jefe del Estado.

El anuncio de Juan Carlos I de trasladar su residencia fuera de España es el colofón de toda una serie de decisiones que han ido adoptando tanto él mismo como la Casa Real a medida que sus finanzas se han ido poniendo bajo sospecha, sobre todo tras la apertura de la investigación en Suiza y la publicación sobre estas pesquisas en medios españoles, suizos y británicos.

El primer paso tuvo lugar hace algo más de un año con la decisión de Don Juan Carlos de dejar de desarrollar actividades institucionales y apartarse de la vida pública. Meses después, el pasado 15 de marzo --el mismo día que entró en vigor el estado de alarma por la pandemia de coronavirus--, la Casa Real anunció que Felipe VI había renunciado a la herencia de su padre "que personalmente le pudiera corresponder" y le retiró la asignación que tiene fijada en los Presupuestos de Zarzuela.

Etiquetas
Publicado el
4 de agosto de 2020 - 09:30 h
stats