Cáritas ha “tocado techo” en la atención a necesitados

.
La organización caritativa asegura que no puede atender a todas las personas que acuden a sus servicios por falta de más recursos | En 2015 atendió a 30.000 familias y unas 120.000 personas

"Hemos llegado a un techo. No podemos atender a todas las personas que llegan a Cáritas". El secretario general de Cáritas en Córdoba, Salvador Ruiz Pino, ha hecho balance de cómo ha sido el 2015 en la organización caritativa cordobesa, donde ha descendido "ligeramente" el número de personas atendidas en la provincia pero ha aumentado "de forma cuantitativa" las atenciones que necesitan, según explicó.

En este sentido, Cáritas atendió en toda la provincia a unas 30.000 familias durante el año pasado, que representan a unas 120.000 personas (Córdoba tiene una población de poco menos de 800.000 personas). "Aunque en el número de personas que atendemos ha podido producirse una bajada muy ligera, hay parroquias que manifiestan un aumento", añadió, al tiempo que concretó que "las ayudas son cada vez más importantes" y que es por eso, por el gasto que suponen, por el que Cáritas no puede atender a todas las personas que llegan a sus locales en busca de ayuda.

"Hoy los gastos de farmacia son ordinarios de una cáritas parroquial. Antes los gastos de vivienda eran para el pago de suministros, ahora van a alquileres e hipotecas, etcétera", insistió. Además, Ruiz Pino destacó que "obviamente" en Cáritas se prioriza según la necesidad de la persona que llega en busca de ayuda. "La recuperación económica en términos macroeconómicos tardará mucho en llegar a la familia", insistió. Además, destacó que el 78% de las personas que acuden a Cáritas son mujeres, en lo que llamó la "feminización de la pobreza".

En cuanto a los servicios generales de Cáritas, en 2015 se ayudó a un total de 8.253 personas, con una inversión total de 2,6 millones de euros en programas de intervención social. Entre estas acciones, se destaca el esfuerzo en programas de empleo, gracias a los que se han podido contratar a 172 personas en riesgo de exclusión. En este punto destaca la empresa de recogida de papel y cartón Solemcor y el restaurante que gestiona Cáritas. En total, la entidad dispone de 1.700 voluntarios repartidos por toda la provincia y un total de 167 parroquias.

En 2015, Cáritas cerró con más ingresos que nunca (se celebró su 50 aniversario) y logró un balance de 4,4 millones de euros, que sumado al millón de Cáritas parroquiales suma un montante global de 5,4 millones de euros. De todo ese dinero, el 40% proviene de ayudas públicas (y un 75% de ese 40% de marcar la equis en la Declaración de la Renta). El 60% del dinero restante proviene de socios de Cáritas y donantes en las parroquias.

Etiquetas
stats