El Ayuntamiento prevé pérdidas en Aucorsa, Vimcorsa y Cecosam

Nueva tarjeta bonobús de Aucorsa, empresa que presenta peores números | MADERO CUBERO
El Ministerio de Hacienda prevé la disolución de estas compañías el 1 de enero si no entran en equilibrio financiero | El Ayuntamiento prevé evitar la disolución con transferencias de capital

Cuando reformó la Ley de Haciendas Locales, el Ministerio de Hacienda fijó una fecha límite para que todos los organismos públicos dependientes de los diferentes ayuntamientos de España dejaran atrás los números rojos: el 31 de diciembre de 2015. En caso de que estas empresas u organismos municipales estuvieran en déficit presupuestario deberían disolverse y desaparecer. Este ultimátum del Ministerio de Hacienda encendió las alarmas en todos los ayuntamientos de España, que rápidamente se pusieron manos a la obra para tratar de enjugar esos déficits que en muchos casos afectaban a la estabilidad de casi todas sus empresas públicas. En Córdoba, había varias empresas municipales en el punto de mira. Una, la empresa municipal de suelo Procórdoba, ya ha sido disuelta y sus competencias asumidas por la Gerencia Municipal de Urbanismo. En otras, el Ayuntamiento prevé pérdidas: la empresa municipal de autobuses Aucorsa (la que atraviesa la situación más crítica), la empresa de viviendas Vimcorsa y la de cementerios Cecosam, según han confirmado a este periódico distintas fuentes municipales.

En principio, el Ayuntamiento prevé resolver la situación de estas tres empresas municipales de la manera más fácil: haciéndoles transferencias de capital para equilibrar sus números. Con la Ley de Haciendas Locales en la mano no debería poder hacerlo, pero la situación en el propio Ayuntamiento ya no es tan grave (hay hasta dinero para inversiones), por lo que se cuenta con la posibilidad de que Hacienda permita estas transferencias de capital. Sin ellas, el 1 de enero de 2016 se declararían en disolución estas tres empresas.

La situación que más preocupa es la de Aucorsa, cuyas pérdidas se prevén millonarias. Fuentes municipales aseguran que como poco superarán los dos millones de euros. Tan grave es la situación que la pasada semana la propia alcaldesa, Isabel Ambrosio, y la interventora general de fondos del Ayuntamiento, Paloma Pardo, viajaron a Sevilla a una reunión con Hacienda para tratar de ver cómo reconducir la situación de esta empresa. El déficit de Aucorsa es endémico desde hace años y no ha podido ser resuelto. Para ser autosuficiente, Aucorsa debería financiarse exclusivamente por el coste de los billetes de autobús, algo que es a todas luces imposible. A día de hoy, el pago de un billete apenas si supone el 40% del coste del servicio. Para volver a los números negros, Aucorsa debería casi duplicar el precio de los billetes de autobús, algo que el Ayuntamiento no está dispuesto a hacer.

En Vimcorsa la situación es coyuntural, o al menos eso es lo que piensan sus gestores. Vimcorsa es una empresa que se nutre del dinero procedente de la venta y alquiler de vivienda pública. En el mandato anterior se vendieron las últimas disponibles y se inició la construcción de varias promociones, no muy numerosas. La falta de viviendas para venta y alquiler ha hecho mella en los números de la empresa, que arrojaría unas pérdidas (aún no cerradas) en torno al medio millón de euros, según las fuentes.

En Cecosam, en cambio, la situación no es nueva. La empresa municipal de cementerios estuvo apunto de desaparecer en el mandato anterior. Incluso se llegó a anunciar en rueda de prensa por el que era su presidente, Rafael Navas. Ahora, la empresa pública más joven del Ayuntamiento (nació en 2004) prevé arrojar unas pérdidas de unos 400.000 euros. En su mandato, Navas siempre culpó a la competencia desleal del mortuorio de Reina Sofía como una de las causas de los números rojos. Los trabajadores propusieron a la empresa la toma de diversas medidas para aumentar los ingresos, pero ninguna de ellas se adoptó.

El resto de las empresas y organismos municipales no presenta problemas. De hecho, hay grandes desigualdades. Un año más, es probable que Emacsa arroje importantes beneficios. En Sadeco se prevé que las cuentas vuelvan a estar equilibradas, y la situación es relativamente buena en el resto de organismos municipales. Pero el déficit endémico de estas empresas (a las que ahora se suma Vimcorsa) preocupa, y mucho, en Capitulares.

Etiquetas
stats