La Audiencia juzgará 6 años después a los detenidos en la operación 'Melke'

.
La Fiscalía pide 108 años de prisión para los 13 imputados en una de las mayores intervenciones antidroga en la ciudad

Seis años después de que la Guardia Civil desarticulara en Córdoba una de las mayores redes de distribución de cocaína y droga de diseño que ha existido en la ciudad, la Audiencia Provincial juzgará a los 13 acusados. El juicio de la llamada operación Melke ha quedado señalado para el próximo 12 de noviembre a las 10.00 de la mañana en la Sección Primera de la Audiencia de Córdoba. La Fiscalía ya ha concluido su calificación y solicita un total de 108 años y diez meses de prisión para los 13 acusados, sobre los que pesa también una multa total de 901.000 euros.

La operación Melke se desarrolló entre enero y febrero del año 2006, aunque las investigaciones arrancaron en el mes de octubre del año anterior. El centro de distribución de esta red de tráfico de droga estaba en una céntrica tienda de ropa de Córdoba capital. De allí salía la cocaína, el MDMA y el cristal que esta red distribuía por la capital y varios pueblos de la provincia.

La Operación Melke permitió la intervención de 2.043 gramos de cocaína, equivalentes a 51.075 dosis; 1.950 pastillas de éxtasis, y 140 gramos de cristal, con la que se podrían haber elaborado 3.500 dosis, así como diversas cantidades de hachís, marihuana y setas alucinógenas. También se intervinieron dos motocicletas y seis turismos, cuatro de ellos de lujo, uno de ellos valorado en 60.000 euros y propiedad del jefe de la red, que es dueño y socio de diversos comercios de tunning de vehículos y venta de ropa femenina.

Además se incautaron varias armas, como una katana, un bastón estoque de grandes dimensiones y una escopeta, así como diferentes objetos de valor procedentes del narcotráfico y elementos característicos de este tipo de actividad, tales como dos balanzas de precisión, tarjetas para cortar la droga o envoltorios de plástico.

Los 13 detenidos estuvieron en prisión provisional por orden del Juzgado de Instrucción número 1 de Córdoba, que fue quien instruyó el caso, pero a lo largo de 2006 y 2007 fueron puestos en libertad de manera progresiva. De hecho, alguno de los detenidos llegó a ser reincidente y volvió a ser arrestado acusado de traficar con droga en el año 2009.

La Fiscalía pide penas de 12 años de cárcel y multas de 180.000 euros para los supuestos tres cabecillas de la trama: J. R. S. M, J. L. C. A. y A. C. A. Para el resto de los acusados las penas oscilan entre los siete y los cuatro años y medio de prisión, además de multas que van desde 20.000 a los 1.500 euros.

Etiquetas
stats