Andalucía establece el uso de mascarillas y una sala de aislamiento como medidas para los exámenes presenciales

Selectividad 2019 | ÁLEX GALLEGOS

La Consejería de Educación y Deporte ha elaborado unas instrucciones para el desarrollo en los meses de junio y julio en los centros docentes, a los que los alumnos tienen que acudir de forma presencial por primera vez desde la pandemia, de los exámenes para la obtención del graduado de Secundaria Obligatoria y el título de Bachiller para personas adultas, las pruebas al programa That's English! del presente curso, así como de las pruebas de acceso a las enseñanzas de régimen especial para el curso 2020/2021, que establecen, entre otras cuestiones, el uso obligatorio de mascarillas y la preparación de una sala de aislamiento “por si resultara necesario en caso de que alguna persona mostrara síntomas del Covid-19 en el transcurso de las mismas”.

Según se indica en estas instrucciones de la Dirección General de Ordenación y Evaluación Educativa, consultadas por Europa Press, como medidas de carácter general contemplan que los directores de los centros “planificarán con tiempo no solo la organización y distribución espacial, poniendo marcas apreciables en zonas de clara visibilidad para los aspirantes, sino cualquier otro aspecto necesario para el desarrollo de las pruebas, incluida la organización de la limpieza y desinfección del centro durante el desarrollo de las pruebas”.

En este sentido, indican que antes de la celebración de las pruebas “el personal de limpieza realizará una limpieza y desinfección de las instalaciones que vayan a ser utilizadas” y durante el desarrollo de las mismas “se extremará la limpieza y desinfección de las aulas y espacios comunes”.

Asimismo, contemplan que cada aspirante “debe venir provista de su propio material necesario para la realización de las pruebas, incluido, en el caso de acceso a las enseñanzas de régimen especial de música, el instrumento propio de la especialidad solicitada, en caso de que el transporte del mismo sea posible”, y que se instalarán carteles informativos sobre las medidas reglamentarias de seguridad e higiene y “se identificarán las zonas de los edificios designadas para la realización de las mismas mediante planos numerados o croquis que resulten claros y comprensibles”.

Igualmente, se establece el uso obligatorio de mascarillas y cada aspirante “deberá acudir provisto de su propia mascarilla, sin que esté permitido el acceso o la permanencia en el centro docente de las personas que no estén provistas de este elemento de protección, pues no se puede garantizar en todo momento la separación obligada según normativa estatal de dos metros”. Y en los supuestos de no exigencia del uso de mascarilla, “han de ser acreditados con la prescripción médica correspondiente y en estos casos resulta imprescindible el mantenimiento de la distancia de seguridad”.

Además, señalan que “la opción recomendada desde Sanidad es que el alumnado acuda con su propio dispensador de hidrogel y lo use antes y después de cada examen, pero igualmente, el centro contará con dispensadores de geles hidroalcohólicos a disposición del público: el objetivo es evitar la concentración de alumnado en torno a los dispensadores procurados por el centro, que estarán situados en los accesos del edificio y en la entrada de las aulas para minimizar su manipulación por muchas personas de manera reiterada”.

Ya añaden que además de “ser obligatorio” el uso de mascarillas, “se deberá mantener una distancia de dos metros entre el alumnado en todas las direcciones durante la realización de las pruebas” y “si se tratase de aulas con bancadas fijas, se dejará una bancada libre completa delante y otra detrás y los participantes se deberán sentar en forma de W, sin formar filas, para un mejor distanciamiento”. “Solamente se podrán quitar las mascarillas las personas participantes una vez sentadas en cada puesto”, añaden.

Asimismo, contemplan que para la organización de la circulación de personas y de la distribución de espacios, los aspirantes “llevarán mascarilla durante su tránsito por los centros (esperas en las puertas, pasillos, patios, baños, entre otros) y que se pongan marcas indicativas de entradas y salidas y puntos entre personas para evitar aglomeraciones”.

En el caso de que los aseos dispongan de varios lavabos y urinarios “se clausurarán la mitad en orden alterno para favorecer el distanciamiento entre personas”, “se reforzará la limpieza y desinfección de los mismos en los momentos de mayor afluencia de personas” y “deben disponer de jabón y papel para el secado de manos, así como de geles hidroalcohólicos”.

De igual modo, sobre la limpieza e higienización de materiales e instrumentos, señalan que las mesas y sillas usadas “se limpiarán y desinfectarán al finalizar cada prueba, así como los instrumentos musicales aportados por el centro y otras herramientas, materiales o instalaciones de uso compartido después de cada manipulación”.

Sin compartir material

En relación con la entrega y recogida del soporte papel u otros materiales necesarios para el desarrollo de las pruebas “será obligatorio el uso de mascarillas y la higienización reiterada con hidrogel” y dichas pruebas en soporte papel entregadas por el alumnado “permanecerán tres horas almacenadas sin que sean manipuladas”. Además, los alumnos “no deben compartir material, por lo que el alumnado ha de asegurarse de llevar todo lo necesario para la realización de las pruebas”.

Sobre ventilación, se debe hacer de forma natural varias veces al día y los ventiladores (de aspas, de pie, de sobremesa, etcétera) “pueden ser una fuente de dispersión de gotículas, dado el flujo de aire que generan a su alrededor, por lo que no son recomendables”. Sin

embargo, dicha instrucciones precisan que en caso de que por razones de aumento de temperatura sea necesario su uso, “hay que complementarlo con una ventilación natural cruzada, de forma que el flujo de aire generado no se dirija hacia las personas”.

Asimismo, apuntan que “hay que vigilar que la posición del ventilador no facilite la transmisión entre grupos y se utilizará en la menor velocidad posible, para generar menos turbulencias”, para añadir que “cuando, debido a las condiciones de temperatura, sea necesario mantener en funcionamiento equipos autónomos tipo Split, hay que evitar que produzcan corrientes de aire y deben ser limpiados y desinfectados periódicamente”.

Entre las medidas higiénico sanitarias, las instrucciones recogen que “se preparará una sala de aislamiento, que cuente con ventilación adecuada, por si resultara necesario en caso de que alguna persona mostrara síntomas de la enfermedad en el transcurso de las pruebas”, para añadir que el afectado “deberá permanecer en la misma con la mascarilla puesta hasta que se persone un acompañante” y “durante el aislamiento estará acompañada por un adulto también protegido con todas las medidas referidas anteriormente”.

“Una vez que abandone la sala, esta permanecerá cerrada al menos durante dos horas tras las cuales se procederá a ventilarla, limpiarla y desinfectarla”, agregan, y precisan también que “las fuentes estarán precintadas, de manera que el alumnado que lo precise deberá ir provisto de agua embotellada”.

Por último, estipulan que la Inspección educativa “realizará las acciones necesarias” para el asesoramiento a los centros docentes en relación a la organización y aplicación de las medidas recogidas en la presente instrucción, y que las delegaciones territoriales de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación “dispondrán lo necesario para la aplicación y difusión de lo dispuesto en esta instrucción en el ámbito de su competencia”.

Etiquetas
stats