Las Ampas y los docentes de la pública anuncian movilizaciones ante una vuelta al cole “inviable”

Aplicación de medidas para frenar el Covid-19 en un centro de Córdoba | MADERO CUBERO

“Una bomba de relojería”. Así catalogan docentes y padres y madres de alumnos las condiciones de la vuelta al colegio anunciadas este lunes por la delegada de Educación de la Junta en Córdoba, Inmaculada Troncoso, a la que acusan de “mentir” a la hora de hablar de ratios y número de profesores de refuerzo contratados.

Este periódico ha hablado con representantes de las Ampas y con profesores, vinculados a la Plataforma Ampas y Docentes por la Pública, la misma que a finales de junio impulsó una concentración para protestar por la intención de la administración de suprimir unidades en siete colegios de la capital cordobesa. Una de las portavoces es Elena Valle, presidenta del Ampa Caballeros de Santiago, que lamenta especialmente que la delegada haya incumplido el anuncio que le hizo entonces a este colectivo.

“Nos dijo que la ratio sería en septiembre según la ley y hay colegios en los que esto no se cumple”, asegura Valle, que muestra su preocupación, “como madre y como presidenta del Ampa”, ante lo que considera un “numerito” para “colgarse la medalla de abrir los colegios sin pensar en lo que harán cuando haya que cerrarlos”.

A su juicio, todo parece encaminado a convertir a los colegios “en un foco de contagio”, puesto que, tras el anuncio de la consejera, se cuestiona cómo va a ser posible mantener en clase, con mascarillas, durante seis horas, a 25 niños pequeños y/o a 35 adolescentes.

“Todos queremos el regreso presencial, pero con una seguridad sanitaria mínima. Eso no lo van a conseguir si no bajan la ratio. Me parece indignante y una forma de marear la perdiz”, remata Valle, que recuerda a la delegada que llevan “desde marzo para organizar una vuelta segura al colegio” y, a falta de un mes, los padres solo perciben inseguridad.

En cuanto a la imposibilidad de aplicar desdobles de clases, que la Consejería ha propuesto paliar colocando a dos profesores por aula, desde la plataforma se preguntan si eso no va a conseguir que lo que haya sea dos profesores contagiados en vez de uno. En general, este movimiento insiste en la gravedad de la situación, y advierte que hay muchas madres y padres que, con las medidas anunciadas, no van a llevar a sus hijos al colegio en septiembre.

Marea Verde anuncia movilizaciones en Córdoba el 5 de septiembre

Frente de los pupitres, la sensación no es mucho mejor. CORDÓPOLIS ha hablado con Jorge Alcázar, profesor de Matemáticas y jefe de Estudios del IES Gran Capitán, un centro que, con unos 1.350 alumnos y 109 profesores, es uno de los más grandes de toda Andalucía, y un docente que, como miembro de Marea Verde Córdoba, anuncia movilizaciones ante el inmovilismo de la Consejería.

Alcázar arranca señalando que la delegada ha incurrido en una serie de inexactitudes al hablar de las ratios, apuntando que en el Gran Capitán se han detraído dos unidades y eso, evidentemente, ha disparado el número de alumnos por encima de los 30 en algunas clases. Todo ello en unas aulas que, en el mejor de los casos, tienen una envergadura de 72 metros cuadrados. “Es decir, que si fuésemos estrictos con la distancia de seguridad, solo podrían entrar 12 alumnos en la clase más grande, ¿no? Pues van a entrar entre 25 y 35 alumnos”, aclara.

Respecto al refuerzo de las plantillas, precisa que los números dados por la delegada, además de opacos, esconden una realidad: estos refuerzos apenas son “un maquillaje” para una situación “inviable”. Y, para ello, vuelve a poner de ejemplo su centro, al que le corresponderían, según lo anunciado hoy, cuatro nuevos profesores, un número totalmente insuficiente para aplicar la medida de introducir dos docentes por clase en las aulas que no permitan desdobles.

Además, al IES Gran Capitán, aclara Alcázar, no le corresponde tampoco un coordinador Covid, a pesar de su envergadura. “En cuestión de dotación, solo nos han dado siete horas en cupo de esta figura”, advierte, al tiempo que recuerda que “va a ser imposible aplicar una comunidad cerrada en un centro educativo de secundaria o de primaria” con el actual modelo educativo, que incluye optativas y desplazamiento continuo de alumnos.

“Si hay un contagio, se va a extender. Nos están empujando a una situación catastrófica. Tenemos la experiencia de lo que está ocurriendo en EE.UU. y Alemania y, con las condiciones anunciadas, un centro educativo abierto es una bomba de relojería”, sentencia este profesor, que, como miembro de la Marea Verde, adelanta que habrá movilizaciones desde los primeros días de septiembre. “Si nos tenemos que encerrar para que no se abra un colegio, lo vamos a hacer”, asegura al respecto.

Sin datos sobre cuántas enfermeras escolares habrá en los colegios

La delegada no ofreció este lunes el número de enfermeras y enfermeros que van a ser contratados en los centros de la provincia, a pesar de que habló de su papel como enlace con las autoridades sanitarias. Sí que quedó claro que no habrá una por colegio o instituto, dado que el número de nuevos profesionales que se incorporan al curso, según los números ofrecidos por Troncoso, no cubrían el total de centros.

En este ámbito, CSIF defendía “ahora más que nunca” la implantación de la figura de la enfermera escolar en los centros educativos. La responsable del Sector de Educación de CSIF Córdoba, Elena García, consideraba que, “en el contexto actual de crisis sanitaria en el que nos encontramos y ante la certeza de que la convivencia con el SARS CoV-2 se prolongará en el tiempo, cobra más relevancia, si cabe, la presencia de esta profesional especializada en los centros escolares”.

García recuerda que “la reivindicación de este perfil profesional en colegios e institutos es una demanda histórica del sindicato, que siempre ha entendido imprescindible la presencia de una enfermera escolar en los centros como figura fundamental formadora en prevención y educación para la salud”.

En otras provincias, como en Málaga, la noticia ha sido que en el decálogo para una vuelta “segura” a la actividad educativa presencial difundido la semana pasada por la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía “no se tiene en cuenta a los profesionales sanitarios”.

De hecho, el Colegio de Enfermería de Málaga ha manifestado su “disconformidad” con la Consejería de Educación, que “continúa eludiendo responsabilidades y poniendo el foco sobre las direcciones de los centros escolares en un tema claramente sanitario”.

https://cordopolis.es/2020/08/10/el-curso-escolar-arrancara-en-cordoba-con-305-nuevos-docentes-para-la-misma-ratio-de-alumnos/

Etiquetas
stats