Ambrosio contesta al PP que la Ley de Contratos dificulta la ejecución del presupuesto municipal

Bellido y Fuentes, hablando con la alcaldesa antes del último Pleno | MADERO CUBERO

La alcaldesa de Córdoba, la socialista Isabel Ambrosio, ante las críticas del PP por el bajo grado de ejecución del presupuesto municipal a mitad de año, sobre todo en materia de inversiones, ha señalado que la nueva Ley de Contratos limita y dificulta en gran medida la ejecución de las partidas presupuestarias.

Así lo ha indicado Ambrosio, durante su intervención como ponente en un desayuno-coloquio de Nueva Economía Forum en Sevilla, donde ha sido presentada por la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, opinando que “la labor de la oposición es criticar al gobierno”, pero que lo cierto es que “las críticas, cuando no tienen una base fundada, se terminan diluyendo”.

En este sentido, Ambrosio ha recordado que, desde el inicio del mandato, ha venido “escuchando que este gobierno (municipal de PSOE e IU) no tenía ni un mes de vida, que no íbamos a ser capaces de llegar hasta el final del mandato, que no íbamos a aprobar ni un solo documento de ordenanzas fiscales y ni un solo documento de presupuestos, y ahí están”, pues el Consistorio cuenta con “unos presupuestos fuertes y robustos y, además, aprobados en tiempo y forma”.

También viene escuchando la alcaldesa a la oposición “que vamos a incumplir el techo de gasto, que no vamos a sacar ninguna de las inversiones adelante”, cuando lo cierto es que “el Ayuntamiento de Córdoba es cumplidor y, si todo va como debe, en el mes de septiembre saldremos de nuestro plan de saneamiento y estamos haciendo las mismas tareas que el resto de los ayuntamientos”.

El problema es que trabajan “con todas las limitaciones y todas las restricciones” que se les imponen, ya que “es muy complicado, con la nueva Ley de Contratos, poder agilizar el procedimiento para que el presupuesto se invierta hasta el último céntimo”.

Dicha norma, según ha subrayado la alcaldesa de Córdoba, impone “unos tiempos que agotan al administrado y al administrador, a ambos, y es muy difícil poder llegar a una ejecución presupuestaria a final de año en unos porcentajes razonables”.

Ante ello, lo que reclaman los ayuntamientos, según ha precisado Ambrosio, es que “ese dinero, que no se termina de gastar en un periodo y en un ejercicio presupuestario”, pues “poderlo reintegrar el año que viene”, aunque, “si nos ponen condiciones para decirnos dónde sí o donde no” se puede emplear, como son las inversiones “financieramente sostenibles, pues resultará ”complicado que esas necesidades que tiene la ciudad de Córdoba se puedan terminar de desarrollar“.

Etiquetas
stats