Ambiente lluvioso y descenso de temperaturas en la antesala de las fiestas de Navidad

.

Diciembre de 2020 no parece que tenga muy claro a qué se quiere parecer. En menos de dos semanas hemos combinado nieve, lluvia, frío y manga corta en la provincia. Hemos pasado de 2.1 a 15.2 grados de mínima en apenas 48 horas. Ocurría el pasado viernes 11, gracias a la entrada de una potente masa de aire cálida que barría el frío superficial acumulado días atrás, dejando la quinta mínima más cálida para un mes de diciembre desde que hay registros.

Aunque el ambiente general ha sido lluvioso, plagado de días plomizos gracias a la intensa dinámica de ponientes, lo cierto es que las precipitaciones han sido muy escasas, lejos aún de alcanzar siquiera los 20 litros por metro cuadrado de acumulado, y mucho más lejos aún de los 111 litros que de media suelen acumularse en un mes de diciembre. Mala noticia para la cuencia del Guadalquivir, que sigue atravesando una peligrosa situación de emergencia, y que tampoco encontrará gran alivio en la lluvia que caiga a lo largo de la presente semana.

Lunes y miércoles pasados por agua

La dinámica de viento de poniente que cargó de humedad la atmósfera cordobesa la pasada semana va a volver a hacer de las suyas. Desde las últimas horas del pasado domingo, una extensa borrasca situada al sur de Islandia, ha vuelto a imponer un marcado flujo de poniente hasta la Península Ibérica. Viento húmedo del oeste de largo recorrido marítimo, pero que a diferencia del que nos afectase el pasado viernes, al perder la componente suroccidental, vendrá acompañada de una irrupción de aire frío.

La llegada de frentes hasta nuestro territorio se verá reforzado además por una baja secundaria que llegue hasta las inmediaciones peninsulares a últimas horas del martes. El ambiente lluvioso será el dominante en la primera mitad de la semana, dejando precipitaciones de forma generalizada hasta la madrugada del próximo jueves 16 de diciembre.

El lunes 14 y el miércoles 16 serán las jornadas que registren las mayores precipitaciones, aunque en ningún caso dejarán registros especialmente reseñables. Lluvias en su mayor parte débiles y asociadas a nubosidad de baja altitud, con la posible presencia de nieblas y brumas en valles y áreas bajas. Las precipitaciones del lunes, que empezarán a darse desde primeras horas de la mañana, ganarán cierta intensidad con el paso de las horas hasta adentrarse en la madrugada del martes.

Será la del martes una jornada de transición, en la que la nubosidad perderá presencia, llegando incluso a abrirse algunos claros desde mediodía, para volver a quedar los cielos cubiertos con la caída de la noche. Nubosidad que predecerá a las nuevas lluvias que se den durante la jornada del miércoles, con la llegada de un frente más activo, que dejará precipitaciones en toda la provincia a partir de mediodía. Desde entonces la atmósfera empezará una nueva estabilización gracias a la irrupción de las altas presiones, que durará al menos hasta el próximo fin de semana.

Termómetros a la baja

La vuelta de las temperaturas a valores más habituales para la época del año será la otra cara de la moneda. Aunque los valores mínimos aún quedarán lejos de la helada, estos bajarán hasta entornos menos cálidos de los registrados durante el fin de semana. El termómetro volverá a caer hasta el entorno de los 5 grados a mediados de semana en un descenso paulatino y que será extensible a toda la provincia. Las máximas también notarán dicho descenso, volviendo a quedar rondando los 15 grados gracias a la presencia de precipitaciones y a la entrada de aire frío marítimo.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
Publicado el
14 de diciembre de 2020 - 06:00 h
stats