Adif readmite por segunda vez al funcionario acusado de sobornos

Guardias civiles, en la operación Enredadera de noviembre de 2014 | MADERO CUBERO
Finch Ramos fue detenido en la operación Enredadera, acusado de favorecer en las contrataciones a la empresa sevillana Fitonovo | Fue apartado tras su encarcelamiento pero ahora el Juzgado de lo Social le ha dado la razón

El exdirectivo del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), Enrique José Finch Ramos, detenido en Córdoba por la Guardia Civil en el marco de la operación Enredadera, y en libertad provisional después de pagar los 250.000 euros de fianza que le impuso la que hasta hace unos meses era la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, Mercedes Alaya, ha regresado a su puesto de trabajo en la estación de Córdoba por segunda vez. Según han confirmado fuentes judiciales, del ADIF y avanza en su edición de hoy Vozpópuli, Finch regresó a su puesto en la estación de Córdoba el pasado 23 de noviembre.

Finch Ramos está acusado de haber cobrado más de un millón de euros en mordidas, y dos coches de alta gama de regalo, por parte de la empresa sevillana Fitonovo a cambio de que ésta ganara concursos públicos de limpieza y mantenimiento de líneas convencionales y de alta velocidad. En el auto por el que le mandó a prisión, la jueza Alaya imputa a Finch cinco delitos: prevaricación, asociación ilícita, malversación, cohecho y falsedad documental.

Este funcionario fue detenido en los primeros días de noviembre de 2014, cuando se desarrolló la operación policial llamada Enredadera. Alaya lo envió a prisión y posteriormente pagó la fianza. Finch regresó a su puesto de trabajo después de salir de la cárcel, según confirmaron entonces fuentes de Adif. No obstante, el 21 de enero de este mismo año Finch fue despedido de esta empresa pública.

Finch Ramos acudió a la justicia ordinaria, al considerar que su despido no se ajustaba a derecho. El pasado 12 de julio el titular del Juzgado de lo Social número uno de Córdoba, Juan de Dios Camacho, le dio la razón y obligó a Adif a readmitir por segunda vez a este trabajador, sobre el que pesa una acusación judicial. Finch Ramos se reincorporó a su puesto de trabajo en la estación de Córdoba el pasado 23 de noviembre.

Adif, no obstante, no está de acuerdo con la decisión judicial. Según las fuentes, la sentencia ha sido recurrida ante la sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). Pero mientras tanto esta entidad estatal está obligada a readmitir a este trabajador.

No es la primera vez que Finch Ramos es suspendido de empleo y sueldo. Según informó Adif en diciembre del año pasado, este trabajador ya fue apartado en 2011 cuando a la dirección de Adif llegaron denuncias sobre los supuestos pagos que estaría cobrando Finch Ramos para favorecer a empresas. Las fuentes aseguran que las beneficiadas podrían ser, precisamente, Fitonovo y sus filiales. Al parecer, la denuncia fue archivada en un primer momento pero Adif optó por cesar a este alto cargo implicado en la operación Enredadera. Por otra parte, ADIF ha anunciado que se personará como parte en la causa y ha anunciado que suspenderá de empleo y sueldo a sus cargos detenidos en esta operación de corrupción de funcionarios en el Sur de España.

El sumario del caso Enredadera está ahora en la Audiencia Nacional. El titular del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional José de la Mata ha asumido todas las acusaciones que ya sostuvo la jueza sevillana Mercedes Alaya, que fue la que ordenó la operación que desarrolló en su día la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil.

Etiquetas
stats