Un acto a favor de la sanidad pública en Lucano acaba con varias personas identificadas

Agentes de Policía Nacional en el acto a favor de la sanidad pública en el centro de salud Lucano | ALEX GALLEGOS

La Policía Nacional ha identificado a varias personas entre los dos centenares de asistentes a una nueva concentración de los corazones verdes, una acción ciudadana que reivindica mejores servicios públicos, y que ha tenido lugar este lunes en el centro de salud Lucano.

El acto había sido convocado por ocho asociaciones de vecinos de Córdoba -La Axerquía, La Medina, Centro Histórico, Alcázar Viejo, Galea Vetus, Regina-Magdalena, Jardines de la Victoria y San Lorenzo Existe-, y llegaba después de que la pasada semana se hiciera, a mucha menor escala, en varios centros de salud de la ciudad, algo que hoy también se ha replicado, si bien en ningún caso con el volumen de asistencia registrado en la estrecha calle Lucano.

La convocatoria era a las 20:30, y se ha pedido -y cumplido en gran medida- el respeto a las medidas de seguridad propias del estado de alarma -esto es, portar mascarillas o viseras y respetar el distanciamiento social-. Como el lunes pasado, el acto ha consistido en la lectura de un manifiesto, seguido por unos minutos de silencio que se han roto con unos cuantos minutos más de aplausos.

Tras ese momento, bajo un cartel en el que se podía leer "La sanidad pública no se vende, se defiende", ha tocado una vecina de la zona el violín. No era un violín cualquiera. Era el mismo violín que durante el estado de alarma tocaba todos los días a las 20:00, después de los aplausos a los sanitarios.

Por otro lado, al principio del acto, tres agentes de Policía Nacional acudían al lugar y observaban la escena. Los policías han esperado a que terminara el acto y se han acercado a las personas que llevaban la voz cantante con ánimo de pedirles el documento de identidad. En ese momento, varias de las personas concentradas han comenzado a afearles a los agentes que no hicieran lo mismo "con los cayetanos" -en referencia a las caceroladas convocadas en el Vial Norte en el mes de mayo-.

Los agentes han tratado de explicar que ellos no habían pedido permiso para esta concentración y que, dado el volumen de personas, hubiera sido preferible solicitar un corte de vía, pues, por la estrechez de la calle, la protesta había invadido la calzada, con el comprensible riesgo para las personas. Los manifestantes han comenzado entonces a ofrecer el DNI en tromba a los agentes, que finalmente han tomado unos cuantos datos.

Mientras tanto, varios refuerzos de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) se han personado en el lugar, si bien los manifestantes ya se estaban marchando pacíficamente, y no ha habido más tensión.

Etiquetas
stats