La acogida de refugiados, en peligro al no encontrar pisos adaptados

Acción de Córdoba acoge en el Bulevar | ÁLVARO CARMONA

"Buscamos pisos adaptados en régimen de alquiler para acoger a personas refugiadas. Tenemos los recursos económicos pero no encontramos las viviendas". Éste es el mensaje lanzado en redes sociales con el que la ONG Córdoba Acoge ha realizado un llamamiento ante el peligro inminente de que le retiren el dinero y el desarrollo del programa de refugiados que lleva a cabo en la capital cordobesa dentro de la Red Acoge de toda España.

El programa del Gobierno estipula que una parte de los pisos de acogida de refugiados deben estar adaptados para personas con discapacidad, aunque de antemano no se sepa si las personas que van a vivir en ellos tengan necesidad de que así sea. Ese requisito se ha convertido en un verdadero obstáculo para Córdoba Acoge, que no encuentra en la ciudad pisos adaptados cuyos propietarios estén dispuestos a alquilarlos para recibir a refugiados.

"Estamos buscando esos pisos adaptados pero hay muy pocos en alquiler libre y, además, nos encontramos con que hay propietarios que son reacios a alquilarlos para inmigrantes", explica a este medio el presidente de Córdoba Acoge, Enrique Garcés. De momento, la ONG cuenta con un piso sin adaptar donde viven seis refugiados provenientes de Siria, Gambia, Honduras, República Centroafricana, Camerún y Venezuela. Pero, para proseguir con el programa de acogida, necesitan encontrar entre dos y tres pisos en alquiler más para un total de doce plazas de las que, al menos, dos tienen que estar en una vivienda adaptada para personas discapacitadas.

La búsqueda, además de dificultosa, tiene ante si un plazo inminente: según el desarrollo del programa de acogida, en el mes de marzo deberán tener los pisos que buscan o se temen que tanto los recursos económicos para ello como el desarrollo del programa se pierdan, se trasladen a otra ciudad y, con ello, tengan incluso que cerrar el piso en el que actualmente ya viven los seis refugiados citados ya acogidos.

"Necesitamos tu ayuda para poner nuestro granito de arena frente a la crisis de los refugiados", difunden en sus redes sociales desde Córdoba Acoge, casi a la desesperada, con el objetivo de que quienes tengan en la ciudad un piso de las características que buscan puedan ofrecerlo en alquiler con la garantía de que la ONG cuenta con el respaldo económico del programa de acogida para hacer frente a ello: 600 euros al mes para cada vivienda.

En su búsqueda de pisos adaptados, los responsables de esta ONG han establecido contacto con la empresa municipal de vivienda de Córdoba, Vimcorsa, con el fin de trasladarles su situación y ver si existe disponibilidad de algún piso adaptado en alquiler que pudiera destinarse al programa de Córdoba Acoge.

Pero el obstáculo de encontrar esos pisos adaptados es algo que no sólo se está encontrando la ONG en Córdoba. "Compañeros de otras ciudades, de Madrid o Barcelona por ejemplo, nos comentan que les ocurre lo mismo", señala Garcés sobre cómo una medida preventiva para poder acoger a aquellas personas con alguna discapacidad, en la práctica, se está volviendo en contra del desarrollo del propio programa de acogida de refugiados.

Etiquetas
stats