Sobre este blog

Crecí en los 70 bajo la influencia de la Señorita Pepis, un set de maquillaje para niñas del que arranca un amor interminable por el rojo de labios y el khol enmarcando la mirada. Las tendencias y la moda, la cosmética y el sublime arte del perfume me interesan con una pasión que solamente los adictos sabemos reconocer. Y sí, somos cientos de miles de personas -por cierto, muy distintas en edad y características sociales- para quienes la moda es una motivación, un bálsamo, un acicate, un exquisito pasatiempo. Ahora que Internet y las redes sociales han incendiado el mundo con la revolución fashionista, por qué no echar más leña al fuego desde las páginas de CORDÓPOLIS.

Sr. Mocasín

Mocasines de PUMA X Palomo, ZARA y Gucci

0

Si la colección Puma X Palomo incluye unos singulares mocasines que marcan estilazo con comodidad, si ZARA y Massimo Dutti presentan opciones renovadas con vistosas cadenas, si aquí y allá surge el Sr. Mocasín ofreciéndose a vestir nuestros pies, es que toca valorar sus virtudes y declinaciones para este otoño.

Con unos mocasines, puedes caminar todo el día sin cansarte a la vez que imprimes ese toque diferente a cualquier conjunto; porque no todo van a ser deportivas de vestir o botines planos cuando están a nuestro alcance versiones de un calzado con una historia tan larga como global.

Su origen se remonta a los nativos americanos, que llamaban ‘Makasins´ a su calzado de piel. Mucho tiempo después, será un mocasín para el mar; es decir, la zapatilla sin cordones utilizada por los pescadores de Noruega la que llama la atención de los turistas y de algún industrial de EE.UU.

Así, estos zapatos para perezosos que no quieren atarse ni medio cordón -por ello en inglés se llaman loafers- comenzaron a fabricarse y ser populares entre la sociedad estadounidense a partir de 1930. En estos comienzos surge el ‘penny loafer’, un modelo con un hueco en la pala, entre dos tiras de cuero, del tamaño ideal para guardar una moneda.

No obstante, el Reino Unido también se arroga un papel destacado, por los zapatos de la corte del periodo de la Regencia, y la creación, en la década de 1920, de un modelo informal para el rey George VI.

Corrieron los años, y la cultura de masas hizo que los mocasines multiplicasen su popularidad a través de sus incondicionales famosos: desde estrellas de Hollywood como Katherine Hepburn y Cary Grant hasta el presidente John F. Kennedy. Junto a ello, el lujo y el diseño han extendido el territorio de los loafers; ¿quién no tiene en la memoria cómo modelos de Gucci o Tods son piezas icónicas a lo largo de las temporadas?

Firmas interesantes donde encontrar unos mocasines o loafers son GEOX, Bimba y Lola, Furla, Russell & Bromley y Pedro Miralles.

¿Qué decir? Es pensar en ellos y me pongo a jugar con el zapato mientras flexiono el tobillo y busco un pretexto para holgazanear, que es sábado.

 

Nota: Las menciones a marcas y productos no llevan aparejada ninguna contraprestación

Sobre este blog

Crecí en los 70 bajo la influencia de la Señorita Pepis, un set de maquillaje para niñas del que arranca un amor interminable por el rojo de labios y el khol enmarcando la mirada. Las tendencias y la moda, la cosmética y el sublime arte del perfume me interesan con una pasión que solamente los adictos sabemos reconocer. Y sí, somos cientos de miles de personas -por cierto, muy distintas en edad y características sociales- para quienes la moda es una motivación, un bálsamo, un acicate, un exquisito pasatiempo. Ahora que Internet y las redes sociales han incendiado el mundo con la revolución fashionista, por qué no echar más leña al fuego desde las páginas de CORDÓPOLIS.

Etiquetas
stats