Tus manos suaves

.

Llegan los primeros fríos (al fin, por estas tierras del sur) y la piel de las manos necesita cuidados, protección y una pizca de crema aplicada a diario. No las olvidemos, que, a todas horas, ellas, desde la palma a la punta de los dedos, nos sirven para trabajar, acariciar, saludar, teclear, consultar el móvil y acaso escribir demasiados mensajes de WhatsApp.

Hay quienes necesitarían una terapia integral en cuestión de manos, uñas, cutículas, sequedad de la piel –entre esas personas me encuentro-, para lo cual lo primero es tomar conciencia y acudir a un tratamiento especializado de esteticista y manicura. Dicho esto, y mientras tanto, durante y siempre, las cremas, mascarillas, guantes y bálsamos para manos y uñas, constituyen una necesidad y un hábito fundamental de las estaciones frías.

La crema de manos por excelencia, la vital y única será que realmente repara, nutre y protege. Es decir, las más potentes en cuanto a composición cosmética o dermofarmaceútica. Neutrogena, Avène y distintas casas que pueden encontrarse en Farmacia Barata o Primor. Otra fórmula de las que cuidan y hacen milagros es la crema de manos de la centenaria farmacia cordobesa El Globo.

Las más seductoras, sin embargo, y que animan a ser aplicadas en cualquier momento tal y como se hace con el protector labial, son las perfumadas e hidratantes. Mi preferida es Benâmor Rosa Amelie (Lisboa 1925), que puede adquirirse en Laconicum y otras tiendas on-line de belleza exclusiva. También las de Body Shop (https://www.thebodyshop.com/es-es) e Yves Rocher son una delicia, así como las de Welleda, Caudalie, REN, Kiehl´s, Occitane y Roger Gallet.

Si el presupuesto es más alto o mucho más alto, las cremas para manos y uñas de Diptyque, Byredo, Cowshed, Jurlique, Malin+Goetz o Rodial son una invitación a mimarse y utilizarlas siempre. Sephora y Space NK -británico que envía al mundo entero- son lugares muy adecuados para encontrarlas.

El otoño es una estación para cuidar las manos y mantenerlas suaves además de calentitas, bien con un té o un café de lujo, bien con unas castañas asadas, que ya están disponibles y apetecibles en la ciudad.

Nota: Las menciones a marcas y productos no llevan aparejada ninguna contraprestación.

Etiquetas
Publicado el
11 de noviembre de 2017 - 10:58 h
stats