Gafas de sol a sol

Si las llevamos puestas todo el día, protegiéndonos desde primera hora de la mañana hasta que se oculta el astro rey, las gafas de sol tienen que ser, ante todo, homologadas y seguras. De moda, por supuesto, y en armonía con el rostro y el estilo de quien las luzca. En 2014 triunfan los modelos de espejo con vivos colores y las de pasta con forma de ojo de gato (cat eye). Son tendencia, además, las gafas redondas de diversos tipos, desde las más próximas al look de John Lenon  y Janis Joplin  hasta las futuristas de acetato, pasando por la versión de fantansía barroca de Prada. Y siguen en alza las Wayfarer creadas por Ray-Ban  y el clásico modelo de aviador, renovado con cristales de color pastel como el rosa, el violeta, los verdes y el amarillo.

Otra línea interesante, que ya ofrecen marcas como Ray-Ban, es la posibilidad de personalizar el diseño eligiendo desde la página web la combinación de elementos como patillas y cristal de colores. Entre las opciones más innovadoras, destacan las plegables -para guardar en el bolsillo-, las monturas de madera de Laveta, hechas a mano en Andalucía, y el diseño vanguardista de la casa Citrique; también, las lentes espejadas de Varilux, ideales para gafas de sol graduadas por su calidad y alta protección frente a la radiación solar.

Gafas, muchas gafas por todas partes: en los escaparates de las ópticas, en las tiendas de moda, en almacenes de diseño y bajo costo como Tiger, en las tiendas de lo Made in China de cada barrio, y en nuestras casas,  medio arrumbadas en cajones y bolsos... Por eso, quizás lo esencial no sea acumular gafas a pares, sino elegir bien y cuidar perfectamente nuestras gafas de sol. Ese camino es el de la salud ocular y el mejor para invertir el dinerito que cuesta un modelo de diseño con unas lentes de calidad.

Los colegios profesionales de ópticos  y oculistas advierten incansablemente del peligro de usar unas gafas de sol de dudoso origen. Un producto inadecuado puede hacer mucho daño a la vista. Va en serio. Por eso no está de más leer atentamente sus consejos y recomendaciones, y tener muy en cuenta a los niños y las niñas, que sin falta han de protegerse con sus gafas de sol homologadas.

Personalmente, a la hora de elegir y comprar, me daría una vuelta por las ópticas de la ciudad; apostaría por modelos de calidad y de moda a precios asequibles, como los de  y Alain Afflelou; valoraría el diseño y la homologación de las gafas de Zara, y exploraría junto a la oferta de las marcas deportivas y surferas -Oakley,  las tiendas on line de grandes de firmas de consumo como Asos  y de lujo y exclusivas, entre ellas Dolce & Gabbana, Prada, Ferragamo, Cavalli  y Mytheresa.

Nota: Las menciones a marcas y productos no llevan aparejada ninguna contraprestación. 

Etiquetas
Publicado el
7 de junio de 2014 - 02:40 h
stats