La digitopuntura contra las canas y la caída del cabello

Todos sabemos qué es y qué representa el cabello, a pesar de ser una fibra que para los ignorantes no represente nada más que una insignificancia sin particularidad alguna o digna de tener en cuenta. ¡¡Qué equivocados están!! Basta comparar a uno cuidado y lustroso con otro ralo, estropeado o mal peinado, quizá por desconocer que el cabello forma parte de un todo –como es el cuerpo humano- y que está imbricado en él de manera portentosa y única, tal como si fuera una segunda piel, y siempre con la sana intención de protegernos, de estar atractivos y admirados…

He de recordaros que en su raíz interna (o bulbo piloso) es donde se "cuece" toda su calidad exterior, representando una especie de "fábrica" de hacer pelo muy similar a la piel, aunque diferenciando que las células de la piel, al crecer, se desprenden, mientras que en el cabello, desde su raíz, la nuevas se solidifican a sus antecesoras empujándolas hacia arriba, hasta formarse todo un pelo en su conjunto, como si de un milagro se tratara, sin serlo, ya que todo está perfectamente relacionado con los mecanismos internos de los vasos sanguíneos y las glándulas sebáceas, principalmente; después, más internamente, con los tejidos subjuntivos, entrando ya en un entramado natural con todo el cuerpo humano.

Pero, ¿de dónde depende la calidad de una cabello hasta poder contemplarlo exteriormente? Primeramente de nuestra genética heredada y, después de la alimentación, del medio ambiente, enfermedades personales, estrés, medicamentos…, además de los cuidados externos que le otorguemos. De ahí que, personalmente, a la raíz del cabello la comparo a una especie de cazuela donde todo lo que le pongamos hervirá consecuente o inconsecuentemente. Es decir, para bien o para mal de vuestra cabellera, como igualmente de la piel en general.

Ampliamente conozco vuestra preocupación por la imagen, especialmente por el cabello. Por este motivo hoy salgo al paso con unos sencillos ejercicios que, al margen de los anteriores cuidados mencionados, bien podréis realizar en cualquier momento del día. Son fáciles y nada os cuestan, a no ser recordarlos hacer a diario con vuestros propios dedos. Os servirán para aumentar el grosos, abundancia y calidad de vuestro cabello, a la vez que coloreado e irrigada la piel sustancialmente:

  • 1º/ Con todo el conjunto de vuestros dedos, masajear todo el cuero cabelludo, incidiendo en algunos puntos donde notéis una especie de nódulo que duele un poquito más que en el resto. Se tratan de concreciones nudosas que están bloqueados, necesitando desanudarlos para que el flujo sanguíneo transcurra con normalidad, a la vez que la enzima tirosinasa (o sustancia orgánica que otorga el color a los cabellos) actúa preponderadamente.
  • 2º/ Fijaros en la imagen del esqueleto: Veréis que existen cinco puntos. Uno (A) entre el hueco o intersección de la primera y la segunda costilla del lado derecho, como he resaltado en el dibujo frontal; dos (B) en la muñeca derecha; y dos más (C y C): uno de ellos en la parte trasera de la rodilla y el otro casi a mitad del peroné.
  • Lo primero a realizar es remover los puntos A y B, que son los de la angustia o los que suelen cerrarse a causa de ajetreo diario. Remover estos dos puntos dos o tres veces al día durante un par de minutos, siempre de manera apretada con los dedos anular, corazón e índice. Después, respirar hondo seis-ocho veces por la nariz y expulsando por la boca. De esta manera quedará preparado el organismo previamente para ampliar el efecto de la terapia con los puntos C y C
  • Finalmente, pasar a los puntos C y C y removerlos de igual forma y periodo durante otros dos minutos y volver a respirar hondo otras seis ocho veces.

Y… colorín colorado. El Tony-Truco para tener un cabello envidiable ya está dado. Solamente falta comenzarlo y tener constancia. Mejor aún si lo mantenéis como una sana costumbre a realizar a diario, ya comenzando desde esta misma primavera.

Etiquetas
Publicado el
29 de marzo de 2016 - 05:05 h
stats