Noticias de la pobreza

Esta semana ha sido pródiga en noticias sobre la pobreza. Con cuentagotas los periódicos nos han ido dando información sobre esta pobreza que se extiende por todo el territorio español y alcanza cada día a más personas. Son noticias no destacadas, es verdad, casi perdidas en las páginas interiores de los periódicos, inexistentes en los telediarios de la tele pública y poco resaltadas frente a las que informan de los grandes asuntos; pero noticias al fin y al cabo.

Por ejemplo, nos hemos enterado por los diarios locales que cada día se abandonan más coches en las calles de nuestra ciudad por gentes que no cuentan ya con los medios mínimos para mantenerlos porque son pobres y no tienen ni para gasolina. También nos han informado de que los desahucios continúan aumentando (Diario Córdoba, 26 del 9) y se multiplican los procedimientos abiertos. Ya ven, más gente sin coche y sin vivienda. También la noticia estaba aquí, en Cordópolis hace unos días: según Cáritas y Cruz Roja, la pobreza alcanza con fuerza a la clase media. Desde 2007 se ha multiplicado por tres el número de los que acuden a Cáritas a solicitar ayuda que ya son más de un millón en toda España. Afirma Cáritas: "no solo aparecen los nuevos pobres y crece la pobreza, sino que se hace cada vez más cruda y aumentan las personas que no tienen absolutamente nada".

Pero ha sido The New York Times quien ha dado la alarma internacional al llevar a primera página un tremendo reportaje sobre España que ha merecido las iras de un amplio coro mediático nacional. Con fotos de Samuel Aranda, ganador del World Press 2011, el periódico neoyorquino pintaba una España en blanco y negro, dura, de comedores sociales, de personas buscando comida en los contenedores y de rostros y puños airados.

Ya ven, indigentes, pobres, nuevos pobres, desahuciados. Tal vez poca cosa, pero hombres, mujeres y niños, personas que sufren y que han merecido una primera página de uno de los más importantes periódicos del mundo. Y aquí, ¿miramos para otro lado? ¿Qué hacen los poderes públicos ante esta situación de emergencia? ¿No creen que sería el momento de que se unieran para abordar un plan común de lucha contra la pobreza, para buscar y disponer fondos, para repartirse tareas, para coordinar mejor los trabajos de los servicios sociales? Pero vean, también está en las noticias de la semana: siguen los recortes a la dependencia y hay falta liquidez para los programas sociales que, dice Guindos, corren serio riesgo de desaparecer. Mientras, las instituciones se echan la culpa las unas a las otras. Descorazonador.

Etiquetas
Publicado el
30 de septiembre de 2012 - 02:12 h
stats