¿Dudamos entre hipoteca a tipo fijo o tipo variable?

.

Pronto esperamos volver a cierta "normalidad" tras tantos días confinados en nuestras viviendas, días en los que hemos podido "soñar" con la idea de tener un nuevo hogar.

Pueden empezar a surgir oportunidades interesantes de compra, es posible que esta nueva "crisis" haga bajar el precio de la vivienda a niveles ya casi olvidados y de que nos encontremos ante la posibilidad de plantearnos la compra de nuestra vivienda.

Posiblemente tengamos que buscar una hipoteca, la financiación de nuestra vivienda, es quizás, la decisión financiera más importante que tomemos en nuestra vida.

No obviemos que no será fácil a partir de ahora conseguir una hipoteca, la circunstancias no nos acompañarán y los bancos no nos lo pondrán fácil.

Si somos de los afortunados que sí pueden conseguir una hipoteca, nos puede surgir la duda de elegir entre una hipoteca a tipo de interés fijo o a tipo de interés variable.

A la hora de decidir, no sólo hay que fijarse en el tipo de interés, analiza las comisiones y requisitos que te exigen para cada tipo de hipoteca.

No es tan fácil decidirse, y más aún cuando te animan por parte del banco hacia una de las dos opciones.

Hagamos un ejercicio práctico, cuyo objetivo es que cada uno sea consciente de la decisión que va a tomar en función de sus circunstancias económicas actuales y futuras.

Imaginemos la compra de una vivienda por un precio de unos 120.000 euros, solicitaremos una hipoteca a 25 años por un importe del 80% de su valor de compra.

En este supuesto, la comisión de apertura es la misma para ambos casos y partimos de la hipótesis de que no cancelaremos la hipoteca.

1º.- Opción hipoteca a tipo fijo.

Importe solicitado 96.000€, es decir, el 80% de 120.000€.

La cuota a pagar fija durante los 25 años 406.90€ a un tipo fijo del 2%.

En esta opción, tendremos la tranquilidad de conocer durante los 25 años lo que vamos a tener que pagar, no habrá sorpresas con subida del recibo en los 25 años.

Si nuestros ingresos previstos son estables o incluso, con subidas bien por IPC u otros motivos, conseguiremos tener mayos capacidad de ahorro y de pago.

2º.- Opción hipoteca a tipo variable.

Importe solicitado 96.000€, el 80% del valor de compra de 120.000€.

Plazo de 25 años, interés el primer año del 2% y revisión Euribor + 0,99.

Cuota el primer año de 406.90€.

En el segundo año, suponiendo Euribor al 0%, el tipo aplicado sería del 0,99%.

Cuota a pagar de 362,58€.

La probabilidad de que el Euribor permanezca durante 25 años a los niveles actuales no es alta, de hecho, el Euribor ha cerrado en abril en el -0.108% frente al -0,37% que llegó a estar a mediados de marzo.

Si hubiera subidas en 5 años y llegara a estar al menos, sobre el 1,5% la cuota a pagar sería entonces de unos 417,83€ aproximadamente.

Es a partir de ese año cuando empezamos a pagar mayor recibo de cuota hipotecaria que en el caso de hipoteca a tipo de interés fijo, incluso con la probabilidad de que en el resto de años suba el Euribor y suponga una subida de nuestro recibo de hipoteca a tipo de interés variable.

Este ejemplo nos puede ayudar a tomar hoy nuestra decisión en base a las ofertas hipotecarias que podemos encontrar en el mercado.

Predecir hoy si el Euribor subirá o se mantendrá en 25 años es, como dice un amigo, casi una lotería.

Pero como siempre decimos, cada uno tiene unas circunstancias personales y profesionales que tiene que conocer para tomar esta decisión tan importante en nuestras vidas.

Etiquetas
Publicado el
7 de mayo de 2020 - 10:58 h