¿Tu banco te quiere cobrar más comisiones?

.

Tendríamos que estar más atentos a las comisiones que nos está cobrando nuestro banco, comisiones que se van a incrementar a partir de enero de 2020 si no eres un cliente "vinculado".

Los grandes bancos llevan años con reajustes de personal y cierre de oficinas para adaptar su cuenta de resultados a la coyuntura de tipos de interés cero que llevamos viviendo dese hace años.

El negocio del banco hoy ya no es el negocio bancario de hace 10 años.

Con el Euribor en negativo y sin una perspectiva de subida de tipos de interés a medio plazo, los bancos se ven en la obligación de remodelar su negocio tradicional y buscan obtener beneficios a costa de incrementar la venta de productos que les dejan importantes comisiones.

Entrar en una de las pocas oficinas que mantienen algunas entidades bancarias es como entrar en una gran superficie comercial en la que nos van a vender desde un coche hasta el último modelo de teléfono móvil a pagar en cómodos plazos.

Las comisiones son desde hace años la vía por la que las entidades bancarias van a obtener beneficios sin riesgo alguno, sólo basta con ver la partida de incremento de comisiones de la cuenta de resultados de un banco.

Estas comisiones las van a sufrir en mayor grado aquellos clientes que no están debidamente "vinculados" a su banco, es decir, los clientes que sólo mantienen una cuenta y poco más en el banco.

Mantener aperturada una cuenta en algunos bancos nos puede llegar a costar por comisión de mantenimiento más de 125€ al año.  Sí, más de 20.000 de las antiguas pesetas.

Y sólo es la comisión por mantener una cuenta en un banco, banco que quizás ya no nos preste los servicios que prestaba hace años.

Lo normal es que si queremos realizar una transferencia la tengamos que hacer nosotros con nuestro ordenador o móvil, con nuestra tarifa de datos, con nuestro tiempo y con nuestro "conocimiento bancario".

Pero tu banco también te cobra comisiones por esa tarjeta de crédito que tienes que tener para operar por el cajero automático, ya que si no la tienes no podrás realizar un ingreso en tu cuenta o sacar dinero para el fin de semana.

Y cuidado, algunas entidades esta comisión de mantenimiento de tu tarjeta de crédito te la están cobrando a través de la misma tarjeta, en el extracto del mes de tus compras del mes, ese extracto que ya no llega a casa por correo y que tendríamos que revisar cada mes.

No podemos olvidar las comisiones que cobra el banco, directa o indirectamente, por ese fondo de inversión que te vendió y del que aún sigues perdiendo dinero.

Recuerda que todos los fondos de inversión tienen comisión de depósito y de gestión, comisiones que ya vienen descontadas del valor liquidativo que ves de tu fondo cuando nos da por ver cómo va el fondo de inversión.

Y si te ha vendido uno de los fondos de inversión de terceros, no del propio banco, también te va a querer cobrar una comisión por mantenerlo "depositado" en tu banco.

Comisiones y más comisiones que cobra tu banco, y más que te va a intentar cobrar.

Tanto si eres de los clientes vinculados o no vinculados, revisa detalladamente los cargos en tu cuenta bancaria cada mes. Si te cobran, negocia.

Seguramente te estarás preguntando qué es un "cliente vinculado" para un banco.

Lo normal es que un cliente "vinculado" sea el que tiene su nómina o pensión domiciliada de cierta cuantía, domiciliados recibos varios, utilice su tarjeta de crédito, mantenga fondos de inversión o planes de pensiones o/y pague todos los meses su hipoteca.

Si eres uno de esos clientes "vinculados" negocia tus comisiones con tu banco, y si no eres un cliente "vinculado" para tu banco, sólo te cabrá la opción de cambiar de banco si no quieres pagar tan elevadas comisiones, que podrías destinar a tu "ahorro".

Etiquetas
Publicado el
13 de noviembre de 2019 - 17:07 h
stats