Córdoba no es un juego de suma cero

Foto por Mitchel Luo en Unsplash

Los juegos de suma  cero son juegos no cooperativos donde la suma de las ganancias de los ganadores siempre es igual a la suma de pérdidas de los perdedores. Esto quiere decir que uno gana exactamente lo que otros pierden y viceversa.

El póker, el go o la política (sobretodo la bipartidista) son juegos de suma cero, donde la estrategia ganadora suele ser defensiva esperando más los fallos del contrario que tus propios aciertos.

Siempre he tenido la sensación que en Córdoba predomina este pensamiento;

si mi vecino gana, yo pierdo.

Posiblemente, esta forma de pensar se derive de la escasez económica y la falta de oportunidades. Pero es esta forma de pensar enjuta e irracional precisamente la que provoca esta escasez.

Si tú y yo compartimos una pizza pequeña, cuánto más coma yo, menos vas a comer tú. La pizza tiene un tamaño determinado y no va a crecer. Pero la economía no es una pizza pequeña, es algo gigantesco que además crece continuamente. 

Por lo que el problema es justo el opuesto, la pizza es tan grande que ni siquiera la vemos, sólo vemos las diminutas migas que caen. Y nos matamos a codazos.

Nuestras miserias nacen de nuestra poca capacidad de colaboración.

Os propongo un juego diferente, el juego del gana-gana;

invertid tiempo y esfuerzo en hacer que a vuestro vecino le vaya mejor. Sí, y cuando digo vecino también me refiero a vuestros competidores, especialmente a ellos. Me juego el flequillo a que me sé el resultado,

a cada bocado que el dé, vosotros daréis dos.

La ventana de Overton.

Etiquetas
Publicado el
7 de enero de 2021 - 20:10 h
stats