Blogópolis Opinión y blogs

Sobre este blog

Alfonso Alba es periodista. Uno de los cuatro impulsores de Cordópolis, lleva toda su vida profesional de redacción en redacción, y de 'fregado en fregado'. Es colaborador habitual en radios y televisiones, aunque lo que siempre le gustó fue escribir.

Velador que sale, ¿velador que entra?

Veladores en la plaza de La Corredera

2

Tengo un amigo que echa de menos las restricciones. Durante meses, volvió a dormir a pierna suelta. Llevaba años sin hacerlo. Desde que se compró un piso en el que invirtió todos sus ahorros. Vive en un tercero, con un balcón y ventanas a la calle, que es un pequeño callejón. Pero ese callejón da a una plaza del casco histórico que, a su vez, está repleta de veladores.

Antes de la pandemia, dormir era una proeza. No solo estaba el problema de los clientes, que poco a poco se iban animando a más alcohol en la mesa a subir el volumen de sus conversaciones. Después llegaba la retirada de las mesas, la llegada de las máquinas de limpieza de Sadeco y las pandillas de rezagados, a casi cualquier hora. Siempre me lo imagino en su cama, con los ojos abiertos, mirando el reloj y contando las horas que no va a poder dormir. Este amigo ya cuando se relajaban las restricciones y se permitía poner un velador casi en cualquier cosa (en rotondas los he visto) siempre me decía: "los que salen ya no entran más".

Y en esas estamos. Poco antes de que estallara la pandemia, Córdoba ya se había convertido en una especie de ciudad velador. No había bar por muy pequeño que fuera que no tuviera su terraza en la acera. Y la propia Gerencia, e incluso los hosteleros, admitieron que se trataba de un desmadre, que muchos ponían las mesas y ya si eso pedían permiso. O no lo pedían.

Ahora, tras el fin de las restricciones, con un 94% de los cordobeses mayores de 12 años vacunados, va siendo hora de volver a la situación prepandemia y a meter otra vez esos miles de veladores que salieron a la calle para aliviar, y yo que lo entiendo, la mermada cuenta de los hosteleros cordobeses que estuvieron meses sin poder tirar una caña.

Pero mucho me temo que mi amigo va a volver a tener razón, y que muchos de esos veladores que inundan las calles y en los que todos nos sentamos (que tire la primera piedra el que esté libre de pecado) estarán años sin volver a entrar.

Sobre este blog

Alfonso Alba es periodista. Uno de los cuatro impulsores de Cordópolis, lleva toda su vida profesional de redacción en redacción, y de 'fregado en fregado'. Es colaborador habitual en radios y televisiones, aunque lo que siempre le gustó fue escribir.

Etiquetas
Publicado el
3 de octubre de 2021 - 06:00 h
stats