La lista de Schindler

Me ha causado una extraña sensación ver la presentación de la lista de 50 obras para 50 barrios que ha realizado Mr. Chance Nieto para demostrar que cumple sus compromisos municipales. Finalmente, para poder llegar a la promesa de 20 millones de euros, ha tenido que sumar actuaciones del Urban, del Profea o de los planes provinciales de la Diputación, e incluso incluir otras que para nada son de barrio, como la iluminación de la Muralla. Lo que no ha podido asegurar, es que cuente con la financiación necesaria para realizar todas las actuaciones, ya que las comprometidas para 2014 y 2015 depende de que se puedan concertar préstamos y, mientras haya déficit municipal (en 2012 ha alcanzado los 24 millones), parece que no hay posibilidad legal.

Lo cierto es que la lista presentada, y la forma entre dramática y teatral de presentarla, me ha recordado la labor ímproba de Oskar Schindler (Liam Neeson) en la película de Spìelberg, para elaborar su lista de judíos que salvar. MrChance Nieto, no obstante, no estuvo convincente al explicar el gran esfuerzo que se ha de realizar para salvar a los barrios del olvido al que los tiene sometidos el ayuntamiento de Córdoba. Sé que la situación económica heredada ha impedido poder ir a préstamos para inversiones, pero esa situación ya era más que conocida cuando los peperos prepararon su programa electoral, y al final del mandato anterior en la oposición, y no cejaron en pedir más inversión.

Como en La lista de Schindler,. MrChance Nieto se queja de no contar con más dinero para "salvar" más barrios y lo compara con la supuesta riqueza en que nadó, y derrochó, el gobierno de izquierda. Se le ha olvidado recordar que la inversión de casi 200 millones de euros fue posible gracias a la aportación extraordinaria del gobierno de ZP y de Griñán a través de los programas FEILS, FEELS y Proteja y que tantas críticas levantó entre las filas conservadoras. No se puede echar de menos aquello que se criticó duramente y hubiera sido más honesto exigir al gobierno de Manostijeras Rajoy la creación de algún programa similar. La urgencia con que hubo que aplicar aquellos fondos, provocó algún malgasto, pero, en líneas generales, sirvieron para resolver demandas de nuestros barrios y vecindario.

La lista de obras que se van a realizar se ha vendido como resultado de un proceso participativo que ha tenido sus luces y sus sombras. Por mucho que nos lo intente explicar la teniente de alcalde Laura Ruiz, convertida en la Ben Kingsley de la película a la hora de elaborar su lista, se ha intentado sortear a los Consejos de Distrito, pero la escasa participación conseguida a través de las urnas y la página web municipal, ha aconsejado reconsiderar la situación y atender al trabajo serio de las distintas asociaciones vecinales y consejos de distrito. El fracaso de la iniciativa ha sido tal, que me ha recordado el fiasco de los presupuestos participativos de IUCA, que adolecieron del mismo intento de enfrentarse al movimiento vecinal.

Al final, Hannibal Torrico ha entendido que le convenía pactar con las Juntas de Distrito, y, a excepción de algún caso donde no ha habido entendimiento, la propuesta recoge prioridades de los distintos barrios y hay que felicitarse por ello. Hay que desear que la aplicación de lo aprobado sea superior a lo que se cumplió de los presupuestos participativos, siendo ya positivo que la parafernalia montada ha sido bastante más discreta. No es de esperar que pretendan vender la idea de esta consulta en foros internacionales, y que serán más prudentes en su valoración.

Cuando Pijoaparte Merino llegó a la alcaldía en 1995, se encontró con un préstamo sindicado liderado por Cajasur con 5.000 millones de pesetas que Fatty Castillejo les tenía bien guardado. Con ese dinero, prácticamente, pudieron invertir durante todo el mandato, ayudados pro los remanentes que se generaban. Mr Chance Nieto se encuentra en una situación más complicada, porque en estos casi dos años de gestión solo ha podido realizar obras con cargo a remanentes, como la Calle Málaga y Plaza Doctor Emilio Luque, o con cargo  a Urban. Ahora espera redimirse de sus culpas con esta lista, lo mismo que Schindler pretendía redimirse del pecado del origen de su riqueza.

Al final, Schindler y su gerente no pudieron salvar más personas, pero cada una que salvaron fue un éxito. De igual manera, Mr Chance Nieto no podrá hacer más obras, y ni siquiera tiene seguro poder cumplir con el plan presentado, pero cada una le servirá para retratrase en los barrios de la ciudad, esos que pisa poco ante su pasión por Sevilla.

Etiquetas
Publicado el
3 de abril de 2013 - 08:00 h
stats