Utopía para los días laborables

.

Eutopía tiene la escala de la ciudad, y al igual que ella nos resulta confortable, reconocible. Te la encuentras por las esquinas y el talento se presenta a la altura de nuestros ojos, talentos que se alzan con pequeñas victorias que no sabemos si conseguirán tener efecto acumulativo o se perderán en la memoria como ocurrencias de estos años de transición tras los proyectos cargados de mayúsculas.

Eutopía te gustará más o menos pero no podrás decir que no es la ciudad, sus creadorxs, que es fruto de la arbitrariedad o el capricho, de alguna megalomanía vacua. Quizás demasiado cercana, menos sorprendente de lo que nos gustaría, pero también la primera oportunidad para muchos, pequeñas fracturas en el discurso monocorde y acomodaticio, muescas en los bordillos, sugerencias, invitaciones, pistas para construir otras rutas que las de la tapa o la Córdoba misteriosa.

Hasta hace poco nos aficionamos a los atajos, las citas imprescindibles, los momentos históricos, un antes y un después, las referencias, los homenajes. Ahora nos sabemos más modestos, a la altura de nuestra sombra, y sabemos que las más de las veces los cambios vendrán tras muchos intentos, fracasos, pequeñas incursiones cuyo sentido se nos escapa, pero que nos han dado la entereza y el saber para ser otros sin descalabrarnos en el intento.

Juan Bolaños, el grupo de traceurs/ freerunners Freborn Córdoba, Julián Pedregosa ,Javier Ramos, Juan Carlos Fernández Pastrana, Ramos Dual, Pablo Alvar, Patricia Trenado, y yo mismo hemos mirado de otro modo, sumado unas cuantas imágenes, sonidos y movimientos nuevos para el corazón de la ciudad. Reunimos gente que no se conocía, que aman lo que hacen y lo hacen bien, les contamos una modesta alucinación y ya. No sé si ese parkour en la Mezquita, los saltos desde la Puerta del Puente, las carreras entre ruinas de la plaza del arqueológico, suponen gran cosa, pero ahí quedan, como los sueños lúcidos de Paco Mesina, y las palabras de los talleres de formación. Seguro que a alguien le sirven para algo.

Nota: En la imagen, los Freeborn en la Puerta del Puente

Etiquetas
Publicado el
27 de octubre de 2015 - 01:47 h