Una de Magia

.

¿Queréis escuchar una historia de ésas extraordinarias? Está pasando ahora mismo, y me ha dado un subidón tremendo poderla vivir en directo, en tiempo real, en primera persona.

No sé si conoceréis la marca "Dímelo hilando". Es de ropa infantil, y es de aquí, de nuestra Córdoba. Es una de esas esperanzas con patas que todavía puedes encontrar, que de hacen creer todavía en los modelos de negocio discretos, pero que se hacen querer, por sus matices cuasiartesanales.

Detrás de esa marca está una empresaria, Beatriz Baldasano, de las de película americana. De esas mujeres que se proponen algo y no paran hasta conseguirlo, a base de mucho trabajo y de creer plenamente en lo que hace. Mujer orquesta, que se echa a la espalda mil y una funciones, que lo mismo se atreve con un patrón que con un catálogo entero, cámara en mano, y que, le pone tantísimo cariño, que desde fuera parece que tenga toda una legión de profesionales con sus respectivos departamentos.

En fin, Bea, como la conocemos más de uno, sabe lo que es currar, y disfruta y sufre lo suyo como muchos empresarios de su pasta. Se estaba logrando un merecido hueco gracias a darse a conocer en redes sociales, con lo que ello requiere de dedicación y tiempo robado a otras tareas más gratas.

Suma ya más de 16000 seguidores en Facebook y superó los 5000 en la cada vez más fuerte Instagram. Ayer, sin saber todavía por qué, ha visto como desaparecía su cuenta en ésta última y, tras desmoralizarse como haría cualquiera, se puso manos a la obra y, cogiendo aire, compartió el trauma con sus amigos de la red, pidiendo que le ayudaran a recuperar su peso específico otra vez, con un nuevo perfil de Instagram.

Ahora es cuando llega lo extraordinario: en menos de 24 horas va camino de recuperar los mismos seguidores que tardara en alcanzar unos seis años.

Bea está aún impresionada con la moraleja de la historia. No hay que desfallecer. La solidaridad está de moda, nunca mejor dicho, y tus amigos nunca van a dejar de ayudarte, por muy negro que lo veas.

A nosotros, que nos encantan las historias que acaban bien, nos hemos sumado a esta historia desde el comienzo, confiando en que tenía que terminar así, pero jamás pensamos que fuera tan pronto. En fin, qué os vamos a contar, si es que seguimos empeñados en que, eso que no sabemos muy bien cómo explicar, está ahí por todas partes, y se llama Magia.

Si queréis verlo vosotros mismos, ya sabéis, @dimelohilando_

Etiquetas
Publicado el
29 de marzo de 2018 - 02:11 h