La pandemia del vivir en un "sinvivir"

El auténtico mal de nuestro tiempo es el miedo, el terror a una pandemia global. Apenas hace un par de semanas que la OMS - Organización Mundial de la Salud- declaró totalmente acabado en Zaire y países limítrofes, el virus del ébola que tuvo en jaque hace un año a todo el mundo, con sendos debates sobre globalidad, control de fronteras, solidaridad entre países de los llamados del primer y tercer mundo.

Un año después volvemos a reactivar ese mal endémico que no tiene cura. Ahora el llamado virus

del zika (selva africana donde se descubrió por primera vez hace bastantes décadas) que se transmite a través del mosquito que contagia de dengue y otras enfermedades y que está afectando sobre todo a los fetos de mujeres en proceso de gestación. En esta ocasión, poniendo el foco en otra región del planeta que está en ese escalón inferior de la macropolítica, América del Sur y América Latina. Claro que ya han saltado las noticias de contagios en Gran Bretaña y Estados Unidos  así que volvemos a la preocupación sanitaria de un contagio global. ¿Hasta qué punto es necesaria el alarmismo terrorífico, que no la alarma, entorno a un virus poco conocido, investigado? ¿Quién se está beneficiando con todo esto? ¿Hasta qué punto es necesaria el alarmismo terrorífico, que no la alarma, entorno a un virus poco conocido, investigado? ¿Quién se está beneficiando con todo esto?Las farmacéuticas, no me cabe duda, ya lo tuve claro charlando con prestigiosos doctores amigos míos que me comentaban lo excesivo del miedo de la población ante el ébola. La desinformación de los gobiernos y casos tenemos muchos, porque recuerden también la temida Gripe A que no era más que un resfriado algo más virulento. ¿Cuánto gastó el gobierno español en vacunas? ¿No será mejor apostar por la investigación a largo plazo?

En fin, vivo en México que es un país con relativa cercanía al actual foco del zika, en Brasil. Las noticias ahora se suceden a la velocidad del rayo, al igual que el exponencial miedo de las mujeres con las que hablo... Mis amigas en edad de iniciarse en la maternidad me lo comentan alarmadas. A mi como siempre, lo que me alarma es la hipocresía de esos países "potencia mundial" y de nuevo la insolidaridad que demuestran. Además, la mujer, siempre abandonada por el machismo patente en los países afectados, desprotegidas y a su merced, han comenzado a abortar contra toda ley que impera en sus naciones y contra su propia salud porque al ser ilegal lo hacen de forma clandestina.

Ese es el peor virus de nuestro tiempo, no el que trae un mosquito, ni el pronóstico de una enfermedad aún no conocida y cuyo control pueda ser más sencillo de lo que se anuncia a priori. Sino el miedo a la pandemia, la desinformación mediática... Eso sí que llega afectar el cerebro de más de uno que vive atemorizado, en un "sinvivir".

Etiquetas
Publicado el
8 de febrero de 2016 - 07:04 h