Videoclips 3. Viajando con vídeos.

.

Reanudo mi post con ganas de proponeros uno de mis vicios ocultos…viajar a golpe de youtube. Pero no hay que asustarse, no os voy a listar vídeos promocionales ni documentales sobre destinos de progre-guays que viajan con Visa pero van con mochila y sandalias apestosas…¡no!. Voy a repetir experiencia tras otros posts lejanos y os voy a sugerir volar a golpe de ratón por tres destinos maravillosamente recreados por estrellas del firmamento musical ibérico, hindú, italiano y ucraniano. Hala, a disfrutar.

Río y Pepa

. Soy un pelma y sé que he hablado mil veces de Pepa Flores y de Río de Janeiro, dos fijaciones en mi vida pero no puedo evitar revisionar a Pepa en Rumbo a Río. Es película fetiche. Un compendio de glamour ibérico con toques exóticos, samba, bossa sesentera y minifaldas que auguraban el tardofranquismo. Rumbo a Río es de lo mejor de Marisol antes de ser Pepa Flores y de hacerse comunista. El guión es absurdo, como lo es buena parte de las actuaciones, pero da igual. Pepa luce fuerte y luminosa. Sus números musicales nada tienen que envidiar y entre otras cosas aparece una deslumbrante Río de Janeiro antes de ser engullida del todo por la super pobreza, la droga y las infinitas barriadas de chabolas que agarrotan a la ciudad como muestra clara de la gran asignatura pendiente que tiene Brasil para con sus ciudadanos. En todo caso aquí va esta bossa nova para ti, gran reflejo del genio de nuestros compositores, con, por cierto, un magnífico atrezzo, desde la decoración ultramodern del salón a los modelitos de la pandilla fiestera que acompaña a nuestra estrella.

India choni.

No soy amigo de Bollywood, lo siento. El rollo poligonero entre tules fucsia y sharis turquesa me saturan llegado el minuto uno, pero admito que a veces me hipnotizan esos ritmos imposibles, esas caras y cuerpos artificiales y esos paisajes indios brutalmente grabados con la última tecnología asiática. La música es lo de menos, la estética lo más. Este video habla de amor, pasión y llamas. Arde, literalmente, la camisa del guaperas que persigue a nuestra dama, sutil y elegante como buena hindú casadera. Todo un compendio de exageración chandalera. Aquí va mi propuesta: Shah Rukh Khan y Arijit Singh vomitando amor en un film que nos promete un feliz año nuevo. Que Ganesha nos oiga…y no olvides, India está ahí.

Venecia deluxe. No es la mejor canción de la Carrá ni tampoco su mejor coreografía. A la pobre la subieron en una góndola, no apta para sus movimientos esquizofrénicos ni para sus vaivenes de cuello, pero en todo caso la pasean por algunos rincones de Venecia de quitar hipo. No me gustaría compartir con esta señora un viaje a Venecia, soy sincero, pero sí me apetece ver este vídeo italiano ochentero que antecede a todo lo que Berlusconi hizo para la posteridad televisiva. Siempre apetece Venecia, así que no dudes, pincha aquí y recréate por sus palazzos mientra Raffaela se desgañita de amor.

Eslavismo extenuante.

Y para acabar, Navidad ucraniana. Hablé de este bello país hace semanas, con la excusa de retratar una de las más bonitas plazas de Kiev. Este maltratado país de mujeres megaguapas y hombres horripilantes (literal) es una joya musical en potencia. Bueno, ya no tanto gracias a Eurovisión y su pertinaz interés por enseñarnos lo peor/mejor del folk east-european. En todo caso Irina Shaban es una de las estrellas de aquellos lares y con este vídeo nos desea una feliz Navidad, rodeados de osos gigantes de peluche, colorines y nieve fresca. Una Letizia Sabater en guapa, vaya.

Etiquetas
Publicado el
17 de diciembre de 2014 - 01:00 h
stats